CAMILA Y SU ORGULLO PERONISTA PARA PONERLE EL CUERPO AL VIRUS

LOCALES 01 de mayo de 2021 Por Max Alfredo Berenfeld
Es una de las miles militantes que vienen trabajando en apoyo a las distintas actividades que lleva adelante el Gobierno provincial para proteger a los vecinos del coronavirus, valoró el “colosal esfuerzo que cada día” realizan los compañeros, y admitió sentirse “orgullosa de ser peronista y poder ayudar al gobernador Insfran en un momento muy delicado de la vida formoseña”.

El 22 de noviembre de 2020, el Gobierno provincial lanzó el Programa “Militantes de la Salud y de la Vida” en el marco del Ingreso Ordenado y Administrado de personas al territorio formoseño, luego de que la Corte Suprema de Justicia ordenara que se permita el retorno de más de 7.500 ciudadanos al territorio provincial que no pudieron hacerlo por la pandemia de coronavirus.                                                                                                     Camila Ayala tiene 27 años, acaba de graduarse como abogada, milita con entrañable entusiasmo en la agrupación “Compromiso Formoseño, y su vitalidad y pertenencia política están fuertemente respaldadas por el entorno familiar, donde siempre se cantó la marcha, y se hizo un himno a la solidaridad, al trabajo y a la militancia.
Por estos días, ella lleva ese ímpetu y su frescura a la EPES 27 “Raúl Scalabrini Ortiz”, uno de los tantos locales escolares donde se aplican las vacunas contra el coronavirus.
“Detrás de la campaña de vacunación hay un enorme equipo de militantes trabajando desde el día anterior a cada jornada, resolviendo, por ejemplo, todo lo referente a la limpieza de la escuela, y al mantenimiento de los refrigeradores que albergan a las vacunas”, describió, no sin antes dejar completamente aclarado que es una militante de la vida.
“El peronista es de emoción fácil; y yo mismo lo constato cada vez que veo a un abuelito recibiendo la vacuna, y regresando feliz a su casa; pero esto es muy generalizado: las personas salen muy satisfechas y muy agradecidas, tras recibir al antivirus, lo cual nos revitaliza a cada uno de los que integramos los equipos de militantes”, describe al panel de “Hablemos claro”, un espacio periodístico de la  FM 88.1.
Para ella, “ese reconocimiento es amplio, y llega a todos los que forman parte del operativo, y estoy seguro que esas posturas alcanzan también, por ejemplo, a la rapidez con que se vacunan; en unos 15 minutos de espera, las personas ya se están retirando de la escuela con el inoculante, lo que no ocurre en otros lugares del país”.
Sin abandonar su amplia sonrisa, ni su espontaneidad, Camilia dice que “militar la salud es un acto de solidaridad y de amor, y el peronista es solidario y tiene amor. Desde que comenzó la pandemia, Gildo se puso del lado de la vida encarando la mejor estrategia sanitaria del país para proteger a los formoseños, hasta que comenzaron las movilizaciones de la oposición. Mientras el mundo se caía a pedazos, los formoseños vivíamos en total tranquilidad, luego de transcurrir cien días sin un solo contagiado”, apreció.
“Los peronistas no podemos desde nuestra casa decir cuídense, y no salgan; tenemos que estar, como siempre, poniéndole el pecho a las balas, el hombro, a los compañeros y también a quienes no lo son, porque se vacunan todos sin distinción de banderías políticas”, agregó. “Es el trabajo del militante, la convicción del militante, porque todos sabemos que nadie cobra, lo hacemos por amor; un día de vacunación es un día de amor; nos levantamos, y nos vamos con ganas a las 5 y media de la mañana, aunque desde los días anteriores nos movilizamos invitando a los vecinos de los diferentes barrios”, amplió la joven.
Para Camila, “esta etapa no fue fácil, estuvo la oposición confundiendo, tergiversando y falseando la información, con la efectividad de una vacuna, que científicamente está comprobada su eficacia. Esto ocurría, mientras la gente, en plena pandemia, observando cómo se mueren personas en todo el mundo, recibía mensajes aterradores sembrando dudas sobre una vacuna que está salvando millones de vidas alrededor del mundo”.
En la despedida, reivindicó sus valores políticos y humanos: “Esta compañera estará siempre a disposición del gobernador, y de nuestros compañeros, siempre que sea para el bienestar del pueblo, del formoseño, más allá de la ideología política, siempre trabajando, siempre militando, siempre acompañando. La marcha dice que todos unidos triunfaremos, una alegoría muy clara con este tiempo, de donde saldremos todos unidos y triunfantes. Esto es una responsabilidad social, donde necesitamos de todos, porque acá no se salva uno solo”.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar