Dura postura UCR: “La gente muere por falta de atención médica oportuna y de vacunas"

LOCALES 14 de mayo de 2021 Por DE N/REDACCION
"Los informes de la mesa del COVID plantean que el gobierno que encabeza Gildo Insfrán sólo busca seguir haciendo política con la pandemia: recurre a informes de la manera más trágica posible, apelando a datos poco creíbles y de imposible comprobación científica; sólo le interesa ocultar los abusos, las violaciones de derechos humanos, gastar el dinero público sin control y culpar de todos los males a los demás; una receta muy de manual "K", advirtió el diputado Juan Carlos Amarilla.

El legislador provincial volvió a levantar la voz de la oposición contra varios aspectos de la política sanitaria local. “Desde el gobierno culpan a las marchas de los contagios y las muertes, pero no se hacen cargo de que fueron ellos y sus grotescas medidas quienes obligaron a la gente a salir a la calle a pelear por sus derechos”, dijo. “Culpan a las marchas cuando fueron ellos los que metieron el virus a Formosa, trayendo a una médica sin los controles previos en un colectivo lleno de gente; culpan a las marchas, cuando fueron ellos los que creyeron que el problema se solucionaba mezclando sanos con enfermos en los centros de aislamiento”, amplió.

CENTROS INEFICIENTES
En tal sentido el legislador radical recordó que “los centros de aislamientos, desde el inicio de su implementación, fracasaron como estrategia de contención del virus”. Y agregó que “culpan a las marchas cuando fueron ellos los que, teniendo recursos extraordinarios, no prepararon en estos catorce meses de pandemia el sistema de salud provincial; culpan a las marchas e insisten con los centros de aislamientos, que antes que sanitario representan un método autoritario y violento que no sirve más que para empeorar la salud de los formoseños”, agregó.
El diputado radical afirmó que “viven hablando de las marchas y no quieren asumir que la política de restricción absoluta de derechos es incompatible con la democracia, la Constitución y las leyes; con el agravante de que, en situaciones extremas como esta, es donde más tenemos que fortalecer las instituciones y garantizar los derechos de todos los ciudadanos; es inconcebible una inactividad galopante de la Legislatura provincial, y de eso también es responsable el partido de gobierno”, prosiguió.

SÓLO DOCE MIL                                                                                                                                                                         “Formosa es la única provincia donde, después de un año, siguen ocurriendo estas cosas y todavía tienen la soberbia de querer culpar a otros, pero ya nadie les cree”, embistió.  
“Los formoseños se enferman porque las vacunas que prometieron llegan a cuenta gotas; en vez de ampliar las negociaciones con los fabricantes, como lo hicieron todos los países, las acotaron para beneficiar a los amigos, con la gravedad de tener un pésimo manejo de la vacunación ya que menos de doce mil formoseños de los seiscientos mil, han recibido la segunda dosis”, subrayó Amarilla.
“La gente muere porque no tiene las dos dosis aplicadas y, en algunos casos, la internación llega tarde. Además, según los informes oficiales vinieron 143 mil dosis y aplicaron 112 mil: ¿dónde están las restantes?”, interrogó Amarilla.

HOSPITAL DE CAMPAÑA
El parlamentario sugirió que “el Gobierno provincial debe ocuparse de gestionar las vacunas y hacerse cargo de la gestión de la pandemia, no esperar todo del Gobierno nacional”. Citó además a la provincia de Corrientes que “a través de convenios con las universidades llevaron adelante un grandioso plan de fabricación de respiradores y hospitales de campaña”.
“Formosa necesita que habiliten hospitales de campaña, que aumenten la planta del personal de salud y el personal de respaldo, que ofrezcan un salario digno a los profesionales, acorde a la tarea y a la situación, inviertan en insumos y descompriman el sector público habilitando a los laboratorios privados y utilicen los Centros de aislamiento sólo para quienes realmente lo necesiten”, propuso.
Para concluir amarilla puso de relieve de que “si pretenden que volvamos a creer en los datos de contagio del que hablan a diario, permítanos recuperar el legítimo derecho de hacernos los análisis en el sector privado para obtener segunda opinión porque es el derecho de todo paciente; y ¿dígannos dónde, en qué lugar geográfico van a tomar los testeos para corroborarlos?; ¿si esto no se realiza?, se oculta, entonces es lógico que tampoco creamos la cantidad de test que dicen realizar”, enfatizó.

Te puede interesar