CONSIDERAN "POCO SERIO" E "IMPRESENTABLE" EL PROYECTO DE LA ABOGADA YOLANDA ABADIE

LOCALES 07 de julio de 2021 Por DE N/REDACCION
En ediciones anteriores, en varios portales y sobre todo en las redes sociales se difundió el contenido de un memorándum escrito por la abogada clorindense Yolanda Abadíe, en donde la letrada plasmaba algunas ideas para modificar la actual legislación que regula los honorarios profesionales de los hombres y mujeres de las leyes.
YOLANDA ABADIE

Por pudor profesional, no reproducimos las descalificaciones y epítetos de toda naturaleza que fueron expresados sobre el tema, no solo por personas vinculadas al mundo de las leyes sino por los propios justiciables, pero que con seguridad no la dejan bien parada a la autora, que quizás y animada de las mejores intenciones, trató de esbozar ideas que al final no tuvieron ni receptividad y menos posibilidad cierta de concreción. Se sabe que más del 90% de los visitantes a los portales manifestaron su disgusto expreso.
Abadíe planteaba que con la sola presentación del computador personal del letrado en donde se acredite que se realizaron trabajos y presentaciones de tipo administrativos o litigiosos, los mismos servirían  para acreditar las horas laboradas y la autoría por parte del propietario del ordenador y de esa manera poder cobrar y facturar proporcionalmente y en dólares los honorarios.
Quien pertenece a un estudio jurídico integrado por varios abogados, sabe en primer lugar, que lo consignado en una computadora por más exclusiva o personal que fuere, la autoría de la digitalización de un escrito existente en ella, no se acredita por el sólo hecho de estar depositada en la misma, que cualquier persona pudo haber sido la autora material de su confección. Lo único válido y acreditante es lo existente en soporte papel y con la firma auténtica de quien lo presenta o la firma digital en estos tiempos de pandemia. 
Por otra parte, un profesional del Derecho explicó que está vigente la ley provincial 512, y su modificatoria, la 564, más conocida como “Ley de Honorarios Profesionales de Abogados y Procuradores,” y que estén consideradas de avanzada y toda la familia judicial la acepta de buen agrado, porque no produce ni acarrea problemas interpretativos y menos conflictos en su aplicación.
Por otro lado, los honorarios por trabajos realizados están establecido en Jus, que es la unidad arancelaria que la ley establece para cada tarea realizada por los abogados y procuradores, tanto judicial como extra judicialmente.
Y la pretensión de cobrar los honorarios de acuerdo a las horas trabajadas, no tiene ningún tipo de asidero dado que eso es una práctica del derecho anglosajón y no aplicable a nuestra tradición latina y menos pretender facturar en dólares, cuestión que las leyes nacionales lo prohíben.
En resumen, como lo conjeturamos la intención de la doctora Yolanda Abadíetal vez solo fue un disparatado intento de motorizar un proyecto imposible siquiera de analizar.

Te puede interesar