Por el día del amigo, pedirían que una calle de Clorinda lleve el nombre del Ing. Pellegrino

LOCALES 18 de julio de 2021 Por DE N/REDACCION
Empresarios de la construcción, ingenieros de las diversas especialidades y amigos de quien en vida fuera el ingeniero Gerardo Pellegrino, analizan solicitar a las autoridades municipales, que una arteria de la ciudad de Clorinda lleve el nombre de tan ilustre profesional.
pellegrino y abadietapa
Una imagen del pasado, entre Pellegrino y su esposa, antes que la muerte sorprendiera en una ruta santafesina al destacado ingeniero.

El ingeniero Pellegrino, era cordobés de nacimiento, pero clorindense por adopción. A pesar de que trascurrieron más de cinco años de su fatal desaparición, el hombre es muy recordado entre sus allegados como una persona amable, bondadosa, amiga de sus amigos y por sobre todo, un excelente profesional.
Fue un ingeniero calculista al que todas las empresas importantes recurrían para contratar sus servicios profesionales, y todos sin excepción, han destacado su corrección laboral y su honestidad brutal, tanto profesional como personal, dejando un recuerdo imposible de olvidar.
Le encantaba su trabajo, y eso era palpable para quien lo trataba o conociera. Su voluntariedad no conocía límites, y siempre estaba disponible para quien lo necesitara. Era hombre generoso y educado, dejó una huella imborrable entre quienes tuvieron el placer de trabajar con él, y sus obras proyectadas y calculadas, exhibieron siempre una exactitud envidiable, convirtiéndose en el mejor testimonio de su capacidad.
La pandemia impidió que, en ocasión de celebrarse el quinto aniversario de su accidentado fallecimiento, ocurrido el 28 de abril de 2015, se pudiera concretar una petición como la referida a las autoridades municipales, es por ello que, para resaltar las cualidades de excelencia del profesional aludido, ahora se estaría pensando concretar un requisitorio al respecto.

DEL ACCIDENTE
El día referido una violenta colisión ocurrió alrededor de las 7.30 sobre la Ruta Nacional 11 a la altura de la localidad de El Rabón, Santa Fe. Allí, chocaron de frente una camioneta conducida por Pellegrino y un colectivo de pasajeros de larga distancia resultando como consecuencia más de 15 heridos, varios de ellos de consideración, oriundos la casi totalidad, de la provincia del Chaco.
Como consecuencia del impacto, falleció al instante el ingeniero Pellegrino, quien viajaba junto a su esposa, la doctora Irma Yolanda Abadíe, quien sufrió contusiones  de altísima consideración, quedando al borde de la muerte, al igual que Hilda Alegre, María Leguiza y Elida Herrera, todas chaqueñas, además de Petrona Monzón, de Buenos Aires, entre los más afectados.

MILAGRO EN LA DESGRACIA
Ni bien se produjo el desgraciado accidente, fue informado del hecho, y convocado al lugar del siniestro, el abogado Alfredo Barberis, de muy cercana e íntima relación con su colega Abadíe. El letrado no dudó en concurrir a auxiliar a la mujer, acompañado de un amigo, conductor profesional. En un tiempo impensable se encontraron en el Hospital de Villa Ocampo, donde prevalecía un panorama desgarrador, entre alaridos y quejidos de los protagonistas del luctuoso suceso.
Pese a ello la Dra. Abadíe fue rescatada de entre los heridos y gracias a la providencial intervención de Barberis, los médicos le prodigaron la atención necesaria y pudieron milagrosamente salvarle su existencia, quedando la profesional del derecho con algunas roturas de costillas, pero viva, convirtiéndose en sus salvadores, quienes la trajeron nuevamente a la ciudad de Clorinda. Quizás ella no lo recuerde, pero eso es sólo una anécdota.
Lo importante es que las autoridades municipales de la ciudad de Clorinda, recepten la inquietud de los profesionales y amigos de quien en vida fuera un brillante y honesto profesional de la ingeniería y dispongan, a pocas horas de celebrarse el Día del Amigo, para honrar su memoria que una arteria de la ciudad, lleve su nombre.

Te puede interesar