SAN MARTÍN 2: EL INTENDENTE INSTALO A OTRO HERMANO, Y REINSTAURÓ SU TRONO POLITICO

LOCALES 16 de noviembre de 2021 Por DE N/REDACCION
Luis Rivero viene de perder la presidencia del Concejo Deliberante en dos oportunidades, luego de un período de abundancias, cuando Alberto, su hermano y socio político, administraba a su propio antojo los recursos y el timón operativo del cuerpo. Ahora soplan nuevos y buenos vientos para el caudillo Gildista.
61115462_3300442936648470_6326802172096806912_n

Pero los años pasaron y como esa jugada dejó de funcionarle, volvió a recurrir a la tradicional formula de los intendentes formoseños: apelar a la familia.
Rivero sacó a la luz ahora a Horacio Ramón, su hermano menor, al que mantuvo en la oscuridad durante mucho tiempo, y en su primera incursión, en 2019, midió bastante bien.
En las elecciones del domingo, Horacio fue el postulante más votado de todo el proceso, arrastrando al Frente de Todos a una clara victoria para júbilo del intendente y su espacio político. Cosechó 962 votos, un 29.53% del universo de los votantes; detrás se ubicó Felipe Nery Bordón, del mismo frente, con 794 sufragios, un 24.37% del total. 
Puro gatopardismo: cambia todo, para que nada se modifique. En el medio, subyacía el ideario de una relación turbulenta entre los hermanos Rivero, incluyendo al anterior jefe legislativo.
Si bien la estrategia nadie la vio venir, ya que el intendente distrajo a propios y extraños con supuestas peleas, y el armado de varios sublemas para robustecer la trampa. 
Aunque la oposición denunció la compra de votos, nadie revisó que boleta azul eran entregadas.
Para muchos esa jugada se veía venir, pero los medios oficialistas del pueblo no difundieron esa sospecha; obviamente tampoco se ocuparon de investigar la fuerte sospecha de un millonario cheque oficial, usado por el más chico de los Rivero, para bancar la campaña que lo catapultó al Concejo Deliberante aldeano. . 
Y como todo queda en familia, finalmente, Luis Rivero lo hizo otra vez. Los demás gruñen entre dientes, pero lo que entró ya entró.

Te puede interesar