LA PETU VA POR TODO EL PODER, LEGISLATIVO

LOCALES 23 de noviembre de 2021 Por DE N/REDACCION
Y le asiste el más completo derecho, reglamentario y político. La concejal electa del Frente de Todos aspira a ejercer la presidencia del Concejo Deliberante. La mujer tiene como determinantes avales su triunfo electoral, y la ley que regula el funcionamiento del órgano.
petu sola

Una vez recibidos de manera oficial los resultados del escrutinio definitivo de las elecciones legislativas generales, se debe avanzar en la adjudicación de bancas, acaba de informar el Tribunal Electoral Permanente (TEP). Políticamente se trata de un hecho trascendente, porque formaliza, tanto los resultados electorales, como la asignación de cargos a los candidatos que participaron de la compulsa del 14 de noviembre.
Ante este panorama, en el caso del Concejo Deliberante, las miradas se posan sobre el manejo administrativo del órgano que, permanece en manos de Darío Di Martino, proveniente del riñón político de Valores Ciudadanos, el espacio peronista que lidera el intendente municipal Jorge Jofré.
Sin embargo, noviembre instaló un nuevo escenario dentro del partido gobernante, lo que otorga derechos políticos. También los quita.
La ultra Gildista María del Carmen Petu Argañaraz, llevó a su espacio al triunfo, imponiéndose en su propio lema, pero también sobre los demás lemas participantes. Su reconocida preocupación por los derechos de la mujer, y de los sectores más desprotegidos y vulnerables recogió respuestas en miles de votantes que la llevaron a un triunfo que en principio pareció lejano.
Diez días antes de la asunción de sus nuevos integrantes, el Concejo Deliberante, debe convocar a sesión preparatoria para elegir a sus autoridades, y también para juzgar la validez de los diplomas que la Junta Electoral entregó a cada edil electo.
La ley provincial 1028 regula las actividades del Estado Municipal, y en su artículo 24 especifica que las autoridades consistirán en un presidente y un vicepresidente, que durarán hasta finalizar el
Período legislativo para el que fueron designados. 
Agrega que la votación será nominal, y habiendo paridad de votos para la designación del presidente, ejercerá el cargo el primer titular de la lista de concejales perteneciente al partido triunfante en la categoría en la última elección.
Como en muchos campos de la vida, acá también la victoria otorga derechos, los mismos que la Petu se prepara a usufructuar y, entre los suyos persiste una poderosa energía, recostada en el convencimiento político otorgado por las urnas.
La Petu tiene el total respaldo del líder indiscutido de su partido. Gildo está apremiado por retener la gobernación en 2023, para lo cual una nueva construcción en el Concejo Deliberante capitalino que le viene siendo esquivo, con dirigentes que transmitan su mismo olor, parece clave para no interrumpir un mandato que se acerca a las tres décadas. Una mujer ocupando un cargo de este peso político no es frecuente, sobre todo en una sociedad donde el hombre es quien más se muestra en la arena política.

 

Te puede interesar