EL PEOR MOMENTO POLITICO DE LA UCR

LOCALES 27 de junio de 2022 Por DE N/REDACCION
La Unión Cívica Radical llegó a sus jóvenes 131 años, con todos sus comités cerrados, incluyendo su sede provincial de calle Moreno, un reposo movilizador, impropio de su historia, que expone la idea generalizada de que atraviesa su más dramático momento existencial. En Formosa, pocos no se dan cuenta que su exclusiva actividad pasa por los dicrusos mediáticos, a aprtir de lo que dice o hace el oicialismo, muy poco para erigirse en factor de alternativa.
20190308hipolitoyrigoyenalemtemesg-647698

“Gildo no gana porque sea mejor, sino porque nosotros no tenemos nada que ofrecer”, arengan, por lo bajo, muchos dirigentes del radicalismo, principalmente esos que mantienen un seco rechazo a la conducción provincial partidaria, y se opusieron desde siempre a la idea de la reelección en los cargos electorales, dentro y fuera de la organización.
El acontecimiento de este domingo puso al descubierto el grado de deterioro partidario, y la ausencia de liderazgo y de recambio del principal espacio de la oposición en Formosa. Como el Comité Provincial no organizó una reunión para celebrar los 131 años, se produjo una autoconvocatoria en la plazoleta de 9 de Julio, frente al busto que inmortaliza la figura del expresidente Raúl Alfonsin.
El llamado, efectuado a través de las redes sociales, reunió a poco menos de una veintena de personas, entre ellos el diputado nacional Fernando Carbajal.
“Siempre adelante; 131 años de historia no son poca cosa. Con aciertos y errores seguimos adelante con la firme convicción de construir un país, una provincia y una ciudad mejor ¡Adelante radicales!”, escribió la exconcejal Celeste Ruiz Díaz, en Facebook, una de las más fervientes convocantes de este domingo.
Para celebrar el Día del Padre, hace una semana, el Comité Provincial preparó una celebración, pero sólo fueron unas 15 personas. Total fiasco, y justificativo del momento político partidario.
Pero, ni siquiera un comunicado para evocar la fecha, reafirmando las banderas partidarias, y, tal vez, remarcando el desgobierno provincial, se difundió.
Los últimos años confirmaron que el principal partido de la oposición es incapaz de generar su propia agenda en Formosa; todo se circunscribe a meras reacciones mediáticas, sostenidas por los tropezones dedirigentes y funcionarios oficiales: Gildo, Edgar Pérez, José Gialluca, el ministro González, el diputado Samaniego, suelen darle mucho material discursivo a los radicales. Sólo eso; pero no alcanza para convencer a una sociedad cada vez más ávida de cambios; pero también de que Gildo tiene hilo para rato.

Te puede interesar