Paoltroni se apropió del patio trasero de Gildo, que reaccionó con la leche derramada

LOCALES 30 de julio de 2022 Por Max Alfredo Berenfeld
La separación de la jefatura de Tierras, de Manuel Rodríguez, esta directa y exclusivamente emparentada con el profundo malestar que le generó a Gildo saber que su principal opositor, Manuel Paoltroni, no deja de incorporar hectáreas a su patrimonio, convirtiéndolas rápidamente en superficies productivas, tanto para la ganadería como para la agricultura. El Uno contaba con que Pombero no permita ese tipo de negociados, pero el anciano funcionario vivía relajado, y no la vio venir.
images

En la última semana, en las oficinas de Jujuy y 25 de Mayo, se esperaba un cambio de timón; aparentemente, el gobernador le pidió la renuncia a Rodríguez, quien llegó al organismo casi junto con el propio Insfran. Porfiado y orgulloso, el ingeniero se resistió, entonces le tiraron el plan B.
Manuel Rodríguez constituía parte de la matriz operativa de la administración de Gildo Insfran, del mismo modo que lo sigue siendo el superministro Antonio Ferreira. 
A él se le adjudicó siempre, el manejo concentrado, celoso, reservado y privilegiado de las tierras fiscales de la provincia de Formosa.
Decenas de abogados, denunciaban la manipulación del área, y millonarios negociados, tanto para la venta, como para la adjudicación de superficies pertenecientes al Estado provincial, ya sean completamente desocupadas, o en manos de terceros, incluyendo familias con posesiones informales históricas.
Rodríguez siempre caminó derecho, mirando en alto por la ciudad, con su familia abriendo negocios de todo rubro, y sus hijos constituidos en proveedores del Estado, o dependiendo laboralmente de la misma estructura. Esa pasividad reflejó siempre la autorización que tenía el funcionario para manejarse de esa forma, más allá de su particular personalidad. Gildo lo autorizaba, le permitía, le bajaba la línea operativa.
En la liturgia periodística, muchos hablan de un olvido del ingeniero, la retórica que se usa marcar algún olvido dinerario; también una denuncia por incumplimiento de funcionario público; empero el método forma parte de una marca registrada, desde 1995 en Formosa.
La entrada en escena de Manuel Paoltroni, adelantado candidato a gobernador de Formosa para 2013, dejó en escena a un actor sumamente peligroso y serio para las aspiraciones conservadoras de Gildo.
En el entorno del empresario, se dice que en los últimos cinco años, adquirió unas 25 propiedades, en diferentes regiones de la provincia, sumando miles de hectáreas a su proyecto patrimonial, pero también a su ideario político, consistente en explotar la riquísima materia prima local, industrializando todo lo que la tierra permite, para generar fuentes de trabajo para el formoseño.
Manuel compró a través del Instituto de Tierras, pero también negociando con terceros. Para todos los casos, supo armarse de la documentación necesaria para formalizar las compras, dicen entre sus colaboradores.
En la cabeza del gobernador, todo este marco fue visto como quien sorprende al enemigo jugando en su patio.
Hay una marcada diferencia de velocidad intelectual y de capacidad estratégica entre Paoltroni e Insfran. 

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar