Por falta de pago, las ambulancias del IASEP podrían quedar sin mantenimiento y varadas 

LOCALES 23 de octubre de 2022 Por DE N/REDACCION
Si se cumple con el aviso de, al menos, dos talleres del medio, los vehículos de la obra social quedaran varados, generando un significativo vacío que afectará a mucha gente que diariamente es trasladada, principalmente desde el interior para ser atendida en establecimientos sanitarios capitalinos. La interna partidaria metida en lo institucional.

Los principales talleres mecánicos contratados para el mantenimiento de los vehículos del parque automotor del Instituto de Asistencia Social para Empleados Públicos (IASEP), advirtieron que en los próximos días podría abandonar el servicio que hace muchos años vienen prestando para las ambulancias del organismo que administra Claudio Samaniego.
Se trata, principalmente, de varias ambulancias que transitan rutas provinciales y nacionales, para transportar a afiliados de la obra social hasta los hospitales y las clínicas de la capital formoseña, sobre todo. Semanalmente, recorren miles de kilómetros, lo que obliga a un mantenimiento permanente, en materia de cambio de aceite de motor, filtro de aire, filtro de aceite, filtro de combustible, pastillas de frenos, líquido de embrague y frenos, bujías de encendido, cables de alta, correas (alternador, A/A, ventilador), correas de distribución y refrigerante radiador, entre otras áreas de los vehículos.
Funcionarios cercanos a Samaniego confiesan la seriedad con que el administrador enfrenta los pagos, pero en este caso específico, admiten que existe un increíble vacío, donde toma cuerpo la interna partidaria. 
“Es cierto, hay una vieja deuda con los talleres, pero acá hay que volver la mirada en el tiempo, cuando el doctor Víctor Cambra aún era el secretario general del IASEP, y responsable de estos contratos”, reveló la fuente consultada por CuartoPoder.
“Cuando Cambra renunció, extrañamente, desaparecieron decenas de expedientes, como si alguien no quisiera dejar huellas de las decisiones administrativas que tomara mientras ocupó el cargo”, añadió.
“Samaniego dice que no puede pagar supuestas deudas, sobre todo, si no existen documentaciones que avalen pagos por supuestos servicios prestados”, contextualizó.
En el círculo rojo del IASEP, se sabe del enfrentamiento que mantuvieron Samaniego y Cambra, de donde se deduce que el jefe de la obra social simplemente se niega a reconocer una deuda contraída por un funcionario que ya no está, con el que jamás comulgó, y, principalmente, por la que no existen documentaciones que respalden los trabajos.
En el medio, quedan afectados los talleres, y los formoseños que deben ser trasladados en busca de la salud perdida. La política, la mala política, de nuevo, lo hizo.

Te puede interesar