En Paraguay aseguran que Macri autorizó a finalizar la planta de Dioxitek en Formosa

LOCALES 22/05/2016 Por
El cambio de Gobierno en Argentina no impidió que la polémica planta de uranio en Formosa siga su construcción. El nuevo presidente autorizó al gobernador Gildo Insfrán a concluir la factoría que producirá el combustible de las centrales nucleares.
Ver galería dioxitek
1 / 2 - Se observa la entrada del predio donde está instalada la planta de uranio de la estatal Dioxitek.
Ni el cambio de gobierno en el vecino país impidió que paren las obras de construcción de la planta de uranio en la provincia de Formosa, fronteriza con Paraguay, rechazada por parte de la sociedad formoseña y paraguaya; es por la peligrosidad para la salud y el ambiente, dijo el influyente ABC.
La presidenta argentina Cristina Fernández viuda de Kirchner dejó el poder el 10 de diciembre del 2015 y con ello quedó en la nebulosa si la planta de uranio, que procesará el combustible de las centrales nucleares argentinas, tendría continuidad en la fronteriza provincia. Un equipo de nuestro diario comprobó que las obras de construcción siguen en pie. Autoridades de la gobernación de Formosa aseguraron que el Gobierno de la Nación, a cargo del presidente Mauricio Macri, comprometió los fondos para “seguir construyendo la planta de uranio”.
La factoría impulsada por la estatal Dioxitek SA está asentada en una parcela federal de 59,5 hectáreas, a 16 kilómetros de la ciudad de Formosa (ruta nacional 81); a 20 kilómetros de Alberdi y 90 kilómetros de Pilar en línea recta. El ingreso al predio no es una tarea sencilla, pues no existe señalización. Se accede a través de un camino de tierra de un kilómetro de extensión.
Los periodistas enviados por el medio gràfico dijeron que pudieron observar operarios de la empresa adjudicada realizando trabajos y varias maquinarias pesadas. “Un guardia de seguridad impidió el paso del equipo de nuestro diario y nos “invitó” a abandonar el predio”, detallaron.
La contratación de la obra se realizó a través la licitación pública argentina para una primera etapa de obra civil con un monto de contratación de unos US$15 millones (239.322.006,52 de pesos). La empresa adjudicataria es Stornini SA y el grado de avance de la obra es del 38%. El plazo de terminación sería para el 2018.

MACRI MANEJA AHORA LA OBRA
En la sede de la gobernación de Formosa, bajo el mandato del kirchnerista Insfrán desde hace 21 años, el medio colega fue a buscar información oficial sobre la planta Dioxitek. Conversaron con el ingeniero Julio René Aráoz, secretario de Estado de Ciencia y Tecnología de la provincia de Formosa. “Se excusó de dar informaciones sobre la planta de uranio; alegó que desde el cambio de Gobierno en la Argentina, el proyecto pasó a manos del Ministerio de Energía en Buenos Aires. Explicó que años atrás la Gobernación participaba de la iniciativa pero desde el 10 de diciembre pasado está a cargo netamente del Gobierno. El funcionario refirió que Formosa ya hizo en su momento todos los estudios técnicos y ambientales de rigor”, describieron los periodistas paraguayos.

COMBUSTIBLE PARA CENTRAL NUCLEAR
La factoría Dioxitek prevé recibir el uranio natural y convertirlo en dióxido de uranio. Ese material luego se envía a la localidad de Ezeiza, provincia de Buenos Aires, para la elaboración del combustible para las centrales nucleares del vecino país. El 99% de las acciones de la estatal Dioxitek SA lo posee la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y 1% la provincia de Mendoza.
Desde diciembre del 2014 está pendiente una visita de autoridades del Poder Ejecutivo y el Legislativo del vecino país, para conocer in situ el proyecto Dioxitek y el futuro reactor atómico Carem (Central Argentina de Elementos Modulares), de 150 MW, que prevé instalarse también en Formosa.

Te puede interesar