Mandioquero con marketing artesanal

LOCALES 09/06/2016 Por
La necesidad suele ser un sorprendente fertilizante de la creatividad. A diferencia de la conducta cuasi colectiva, de quedarse a esperar mejores tiempos, este vendedor de mandioca apela a una estrategia tan sencilla como efectiva para pasar el invierno estacional y el otro.
mandioquero

Apostado en la esquina de Ayacucho y 9 de Julio, este paraguayo de 32 años dejó apoyada su vieja bicicleta sobre la columna del alumbrado público y espera a los muchos potenciales compradores que circulan la zona. Las grandes mandiocas que ofrece a 15 pesos el kilo están limpias y bastante peladas, no completamente; las tubulares raíces que ofrece, apoyadas entre sí, forman una especie de pirámide que, en definitiva, es lo que afecta el paisaje general generando la atracción que el ingenio del vendedor pretende.
Por estas semanas pululan vendedores de mandioca y hortalizas en general en la ciudad, pero algunos consiguen marcar la diferencia con pequeñas decisiones, surgidas del marketing artesanal, empujados por la necesidad de conseguir el dinero para la subsistencia familiar.

Te puede interesar