La diputada Erico exigió un compromiso por el “nunca más de la corrupción”

LOCALES 15 de junio de 2016 Por
Instó a sus pares a “revalidar el pacto social asumido cuando pasamos a desempeñar un rol en la función pública” y consideró que “el silencio sólo contribuirá a rechazar ese acuerdo”. Exigió que el gobernador Insfran se pronuncie sobre el dinero encontrado en poder del exfuncionario K.
021
María Cristina Erico.
La diputada provincial María Cristina Erico convocó a un compromiso colectivo para que el hallazgo de una cifra millonaria en dólares en un convento religioso, en manos de José López, el ex secretario de Obras Públicas durante el kirchnerismo, constituya el “nunca más de la corrupción”, en alusión a la expresión utilizada en el país para repudiar el terrorismo de Estado, ocurrido durante el Proceso de Reorganización Nacional, aunque también es utilizada frecuentemente en marchas y actividades políticas.
“Por más que me esmero, no consigo identificar un calificativo que resuma el grado de sorpresa, indignación, frustración y encono que siento, luego de enterarme que este individuo acopió casi 9 millones de dólares en un monasterio”, admitió la legisladora radical que integra el Frente Amplio Formoseño.
“Cuando uno reflexiona sobre la forma en que se conocieron estos hechos, es inevitable cargar contra el sistema y atribuirle responsabilidades operativas porque sus funcionarios no se enteraron que una persona acopiaba dinero en un monasterio y sólo lo advierten cuando pretende sacarlo”, consideró.
“Es inconcebible que en estos casos siempre la Justicia quede en deuda durante las investigaciones y que se sepa la verdad por circunstancias ajenas a las pesquisas y los peritajes”, agregó.
“El nivel de corrupción y el grado de impunidad con que actuó este exfuncionario sobrepasa todo antecedente tradicional en la materia, pese a los frecuentes ejemplos que van surgiendo de las investigaciones judiciales sobre la gestión presidencial anterior”, apuntó, Erico, también una conocida abogada del foro local.
“Lo ocurrido sirve para identificar a los delincuentes, pero también para determinar la extensión de sus raíces y de sus ramas, porque, sin dudas, para quedarse con tanto dinero debió contar con una cadena de complicidades hacia arriba y hacia abajo dentro de la pirámide administrativa en la que se desenvolvía”, reflexionó.
No puedo más que esperar el rechazo unánime de toda la clase política local, incluyendo a los funcionarios provinciales y, principalmente, al propio gobernador Gildo Insfran. Un hecho de esta naturaleza marca un antes y un después en la vida institucional del país; el silencio sólo identificará a los secuaces, porque será una conducta que privilegia a la delincuencia por encima de las ideologías y el compromiso político”, planteó.
“Hoy todos debemos revalidar el pacto social que asumimos cuando pasamos a desempeñar un rol en la función pública; el silencio sólo contribuirá a rechazar ese acuerdo y quedará en manos de la sociedad el repudio o la aceptación de la postura adoptada”, analizó.

Boletín de noticias