Carbajal reclamó seriedad y rapidez oficial para combatir al Chagas y a la tuberculosis

LOCALES 21/06/2016 Por
Confirmó que un hospital de Salta “atiende frecuentemente a aborígenes formoseños con alguna de estas enfermedades” y advirtió que la “ausencia de una política seria y eficiente pone en evidencia un lamentable escenario sanitario que azota, con particular virulencia, a los naturales del oeste provincial”.
multimedia.normal.8569dc7f3881d3d2.775f666f726d6f73615f6e6f726d616c2e6a7067

“Cuando algún distraído pretende hacer un botín político con la asistencia gubernamental, apelando a datos que no se condicen con la realidad objetiva que resulta evidente a cualquier observador, entonces comenzamos a perder la verdadera batalla”, reflexionó, el presidente del bloque de diputados del Frente Amplio Formoseño (FAF) Ricardo Carbajal, 
“Un hospital del pueblo salteño de Tres Pozos atiende cientos de casos de tuberculosis que afecta a nuestros aborígenes; es la respuesta que encuentran ante la ausencia del sistema de salud provincial”, reveló. Y marcó: “Los índices de mortandad son brutales y nada indica que vayan a disminuir”.
“Aunque se crea que la tuberculosis está erradicada, en nuestro país mueren cada año entre 800 y mil personas a causa de esta enfermedad. Las últimas cifras oficiales, registran una tasa de 24 casos por cada cien mil habitantes. En Formosa los índices son mayores, ya que se dan 75 infectados por cada cien mil habitantes, en números generales; pero cuando de la población aborigen se trata los índices son muy superiores”, sostuvo.
“La provincia de Formosa está entre las provincias con mayores tasas de muertes a causa de tuberculosis, sólo superada por Jujuy. El dato surge del último informe de “Indicadores Básicos” publicado por el Ministerio de Salud de la Nación y la Organización Panamericana de la Salud”, repasó el legislador, tras visitar varias localidades del oeste.
“Un escenario parecido se da con el Chagas; la Organización Panamericana de la Salud la clasifica como “enfermedad de la pobreza”, ya que se la asocia con la vida de campo, las paredes de adobe y la falta de higiene”, planteó.
“No hace mucho, el Gobierno nacional giró una suma muy importante a Formosa para atender esta patología, pero algo falló en el camino, porque nadie sabe de qué manera se invirtió el dinero para la asistencia; hemos indagado con bastante insistencia en determinados círculos, en decenas poblaciones y comunidades aborígenes y no surgen indicios que expongan la inversión en materia sanitaria”, reprochó.
“Formosa tiene tres endemias: la tuberculosis, el mal de Chagas y la desnutrición; permanecen vigentes desde hace muchas décadas y es el resultado de las fallas de los planes sociales y sanitarios. El padre de este escenario es la injusticia social. Es la incorrecta distribución de los ingresos. Es la concentración de la riqueza en pocas manos”, criticó Carbajal.
“Acá hay dos tipos de pobreza que son las causas de estas endemias: la pobreza estructural y la pobreza de ingresos.
La mayoría de la población afectada por tuberculosis o Chagas no tiene obra social, es población sobrante y se la sostiene con muy bajos ingresos; se la mantiene con una dieta monocarbonada; con fideos, arroz y poca carne. Son los nuevos petisos de la pobreza. Han bajado de talle. No tienen medios que le garanticen la ingesta de calcio ni de proteína”, destacó.
“Esta población está inclinada a morirse prematuramente; estas endemias son un desastre humanitario”, reclamó.
Y exigió: “Hay que replanificar y reprogramar las acciones gubernamentales, para revertir en los próximos 20 años esta situación; se necesita una solución política para cambiar y establecer metas precisas con controles y con inversión. Lo que ocurre es que esta situación es extrema que no puede esperar una solución integral en el plano político y en el plano institucional”.

Te puede interesar