Vecinos de Villa del Carmen hastiados con los cortes de luz

LOCALES 28 de julio de 2016 Por
Entre desesperados, angustiados y muy molestos, reiteraron la continuidad del cuadro. “Todos los días a cualquier hora, desde hace 6 años vivimos así en esta zona del sur de la ciudad”, reprochó Jorge Vella, uno de los pobladores que se animó a ventilar frontalmente el hecho, hastiado por los efectos de la precaria prestación.
VILLA DEL CARMEN

En una nota enviada al defensor del Pueblo y a los medios gráficos y radiales, Vella imploró gestiones para “interceder ante REFSA/EROSP o quien sea”, al admitir que “me estoy cansando de vivir todos los días con este problema. No puedo entender que no pueda arreglarse. Es un bochorno”, definió.
“Hace más de 6 años que reclamamos y nadie hace nada. Le pido que me diga dónde dirigirnos; no se puede vivir así; por favor le pido me escriba”, insistió en el texto dirigido a la Defensoría.
En contacto con este medio, Vella confirmó que siguen los cortes de luz. “Ya no hay días ni horas para que uno pueda diagramar estas interrupciones. Lo curioso es que se corta en cualquier momento, lo cual invalida que se interrumpa de manera programada, ya que por ejemplo en la madrugada de un día de esta semana se cortó tipo 2 de la mañana y volvió aproximadamente 30 minutos después. Esto evidencia que el problema pasa por otro lado”, razonó.
“Seguimos pidiendo a los medios y al defensor del Pueblo y al responsable de Defensa al Consumidor que activen ante quien corresponda para que de una vez y para siempre corrijan estas irregularidades”, relató.
Al dar precisiones geográficas, Vella contó que “el radio donde se corta la luz es desde el control policial (Km 1164.3) hasta el Riacho San Hilario (Km 1161). Lo que más preocupa es que se interrumpe a cualquier hora del día por un espacio de 30 minutos y vuelve nuevamente. Esto al margen de los denominados cortes "normales" como ocurren en cualquier lugar de la ciudad, es decir por espacios de una o varias horas”, añadió.
“En todo este tiempo envié correos a Refsa y al Erosp, pero salen rechazados, es decir que no recepcionan. El defensor del Pueblo se contactó varias veces con estos organismos pero nunca tuvimos ni respuesta y menos aún resultados”, precisó.
“Vivo en la zona desde febrero 2010 y le puedo asegurar que el problema es constante”, redondeó Vella.

Boletín de noticias