Angustiados, vecinos resisten violento intento de desalojo en la zona portuaria

Alrededor de una decena de vecinos, asentada en la zona del ferrocarril, demandará formalmente a la Municipalidad capitalina en para evitar el desalojo, tras denunciar una sistemática persecución, que incluyó hostigamiento, amenazas y hasta la clausura de un portón a uno de los hogares a una familia que hace un mes no puede ingresar a su propia casa luego de esa maniobra.
Ver galería 20171209_103746
1 / 3 - Esta chapa reemplazo a un portón de madera, clausurando toda posibilidad a sus moradores de regresar a la vivienda que ocupaban.

La situación proviene de mediados de este año pero tomo estado público en las últimas horas cuando el senador nacional, Luis Naidenoff, fue invitado por el grupo a escuchar el relato de lo que viene sucediendo, angustiado por el curso que alcanzaron los acontecimientos.
Se trata de diez familias, todas vinculadas directa e indirectamente con trabajadores del ramal ferroviario local, asentadas a la vera de la calle San Martin, entre España y Pringles.
Aparentemente, el proyecto municipal de convertir a toda la zona en un gran parque de entretenimiento, derivo en un acuerdo con las autoridades del ferrocarril para disponer del lugar, aunque los propios pobladores aseguran que “se trata de una maniobra oscura, articulada desde acá para quedarse con nuestros hogares”.
“Escuche atentamente cada relato y la situación es tan angustiante, como extraña y con matices contradictorios. Vine acompañado por mi equipo de asesores jurídicos y ya estamos trabajando para conocer los alcances legales de varias maniobras ejecutadas para que la comuna se quede con esta zona”, dijo Naidenoff.
“Desde ya que resulta alarmante lo que dicen estos vecinos cuando hablan de una persecución, hostigamiento, amenazas y hasta de una casa que fue tomadas”, consideró.
El concejal electo, Miguel Montoya también participó del encuentro y se mostró preocupado por la situación. “Me puse a disposición de esta gente y ya estamos delineando una agenda de actividades”, aseguró.
Félix Díaz, encargado del Museo Ferroviario, se mostró consternado con lo que sucede. “Hoy me embarga una profunda tristeza, me han sacado lo que era para mí un gran tesoro, un lugar donde transite más de 30 años de servicio ferroviario y que hoy convertido en museo repartía nuestra historia a quienes nos visitaban, estudiantes de los tres niveles, turistas y familiares de ferroviarios”, sostuvo al revelar el cierre del establecimiento que fue patrocinado por el propio municipio.
“Resistí varios embates, Marcelo alias "Chito" Sánchez, con un grupo de tres personas de seguridad municipal amenazaron mi integridad física al no querer entregarles el museo para convertirlo en sus oficinas, tomaron el Taller de Vías y Obras y el edificio de los almacenes del ferrocarril y siempre la amenaza que me iban a desalojar, hasta que usurpan y ocupan el museo”, denunció.
También se mostró solidario con un compañero de tareas en el ferrocarril y describió como fue despojado de su vivienda.
“Se trata de un ferroviario con las manos curtidas por el sacrificio puesto en cumplimiento de su deber, compartimos muchos años de trabajo en el Ramal C25, los traslados ferroviarios lo llevaron a trabajar en Santa Fé, Santiago del Estero, Resistencia y Sáenz Peña hasta que un ACV lo margino de las vías, cumplía tareas livianas en Formosa, mi gran amigo, siempre ayudándome en mis ideas, a pesar de su enfermedad con su esposa Delfina que me ayudaba a mantener y desde su arribo a esta localidad fué reparando lentamente, cambiando sus chapas llenas de goteras y todo tipo de mejoras, hasta el fatídico día en que, en forma tan violenta, lo despojaron de su vivienda y pertenencias”.
“Sentir el miedo de los vecinos lindantes, víctimas de la provocación diaria de estas personas, una inseguridad que se acrecienta al no tener a quien recurrir, me da mucha tristeza, por la familia ferroviaria, por nuestra historia misma”, apreció.
Aunque omitió identificarlo directamente, se trata de una pareja que hace poco más de un mes viajo a un cercano pueblo del interior y, al regresar, por la noche, se encontró con que el portón de madera fue reemplazado por una enorme chapa clausurando el acceso al hogar. “Hace un mes no podemos entrar a nuestra casa, la misma que reconstruir y a la que en los últimos años le puse mucho dinero y esfuerzo. Ahí están todas nuestras procedencias, al menos eso creemos”, lamentó.
Roberto López, cuyo anciano y enfermo padre ocupa una casa desde hace 57 años, frente a la exsede los tribunales de Formosa revelo que afronta una demanda judicial iniciada por la Municipalidad al resistirse al desalojo.
“Vinieron varias veces y me apretaron, me amenazaron con el desalojo, vienen a cualquier hora, en cualquier momento de la semana, hay mucha violencia en todo esto”, conto.
“Nos estamos organizando para demandar al municipio por lo que está ocurriendo, estamos decidido a resistir el desalojo, se trata de nuestros hogares, en algunos casos desde hace más de 50 años”, aseguro.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar