El SPAP mantiene sin agua a una de las barriadas más vulnerables de la ciudad

Hace más de una semana, unas veinte familias intentan subsistir sin el líquido vital, tras vaciarse el tanque instalado en el barrio San Antonio por el Gobierno provincial. Duros y angustiantes reproches de los vecinos, en muchos casos, en medio de llantos y de chicos sucios, malolientes y sedientos.

Decenas de familias apelaron a los medios de comunicación de la ciudad para intentar sensibilizare a los funcionarios del Servicio Provincial de Agua Potable (SPAP) que hace más de dos semanas no envía a sus camiones para reaprovisionar el tanque que nutre con el líquido a una amplia zona del extendido barrio San Antonio.
Las mujeres de nuevo y como casi siempre ocurre cuando la carencia tiene que ver con lo más elemental de la existencia humana, le pudieron el pecho al reclamo y detallaron como es vivir sin agua tanto tiempo.
“Ya no hablamos de la higiene o del lavado de la ropa, cuando no hay como hace un cocido o darle agua a los chicos todo se vuelve angustiante, te envuelve mucha bronca”, apreció una mujer mientras sostenía a un bebe y observaba a los otros tres hijos, el mayor de 7 años de edad.
“Últimamente tengo que trasladarme casi 40 cuadras para que un señor me permita llenar dos baldes y tres bidones; pero eso limita mucho la vida que para nosotros, con la changa sólo pasa por darle la comida a los chicos”, dijo.
“El Gobierno sabe lo que está ocurriendo, no puedo ser que nos deje abandonados”, se quejó, casi interrumpida por gruesas lágrimas.
En los alrededores, expresiones del mismo tenor se propagaban, apuntando al SPAP y a detalles familiares de una vida sin agua.
El concejal Fabián Olivera dialogó con los vecinos y prometió gestionar con urgencia una solución, mientras varios de sus colaboradores distribuían botellones de agua.
“Esta es una de las expresiones más miserables del funcionario público”, dijo sobre el hecho.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar