¿Gildo dejó sólo a Macri, o los legisladores formoseños abandonaron a su gobernador?

¿Por qué los senadores si y los diputados nacionales no? ¿El viejo caudillo está cediendo el liderazgo? Algunos hablan de una vendetta del formoseño, aunque Formosa está entre las jurisdicciones más beneficiadas con la iniciativa que finalmente no fue tratada.

La Cámara de Diputados nacional suspendió este jueves la votación de una controvertida reforma del sistema de pensiones tras una acalorada discusión legislativa y enfrentamientos entre policías y manifestantes fuera del edificio, en un golpe para los planes del Gobierno de Mauricio Macri para reducir el déficit público. Los acontecimientos desvanecieron el acuerdo que habían alcanzado los operadores de Macri con la mayoría de los gobernadores, entre ellos el formoseño Gildo Insfran que como parte del acuerdo, debió instruir a sus parlamentarios nacionales a poyar la iniciativa.
Pero, sólo los senadores nacionales que maneja Insfran le dieron el visto bueno a la propuesta macrista. Los diputados nacionales Luis Basterra y Ramiro Fernández Patri fueron filmados en medio de un jolgorio, rebosantes de alegría entonando cánticos partidarios contra el proyecto que finalmente no fue tratado.
La conducta de los legisladores pone sobre la mesa de análisis política el liderazgo del viejo gobernador y jefe partidario, al mostrarse tan contestes con la frustrada sesión.
Aunque desde algunos sectores se acusa al gobernador de una “mejicaneada”, la posibilidad se desvanece al recordar que la provincia de Formosa hubiera sido una de las jurisdicciones más beneficiadas con el proyecto que incluye a la coparticipación, luego del planteo por el Fondo del Conurbano por la provincia de Buenos Aires.
Ante este escenario, las definiciones parecen centrarse en la profundización de la interna aldeana, donde algunos se muestran más cómodos y desafiantes al reconocerse partes del espacio K más recalcitrante, en lugar del cambiante e imprevisible Gildo Insfran, al que, además, comienzan a observarlo en el final de sus pasos políticos.

ALCANCES
El proyecto, que ya cuenta con el visto bueno del Senado, es parte de un paquete de reformas con las que el presidente espera bajar los costos de producción de Argentina para atraer inversiones.
Los críticos dicen que el proyecto, que se esperaba discutir en el marco de las sesiones extraordinarias de fin de año a las que convocó el Gobierno esta semana, perjudicará a los jubilados.
El Gobierno dice que, con la nueva ley, las jubilaciones subirían el próximo año 5 puntos por encima de la inflación, que el Banco Central aspira a frenar a entre un 8 y un 12 por ciento en 2018.
Pero muchos señalan que la reforma previsional, que implica un ahorro de miles de millones de pesos para el Estado, implicará un alza menor que la actualmente prevista para jubilados y pensionados, en medio de una alta inflación que golpea la capacidad de compra de los asalariados.
La accidentada sesión parlamentaria también genera dudas sobre qué pasará con otras reformas que el Gobierno aspira a que se aprueben este año o en los primeros meses del 2018, como la tributaria o la laboral.
El oficialismo dice que su plan de reformas es indispensable para atraer inversiones extranjeras que impulsen a la economía. Después de asumir en 2015, tras una década de gobiernos de centroizquierda, Macri dio un fuerte giro en la política económica, pero los inversores piden más cambios que reduzcan los costos.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar