Luna exigió una escala de prioridades, donde “médicos y caminos estén antes que los festivales”

LOCALES 13/02/2018 Por
Aseguró que en Formosa “la gente se muere por funcionarios inútiles” y que el intento por callarla pretende “desviar el foco de los acontecimientos que viene denunciando”.
NOELIA LUNA

La diputada provincial, Noelia Luna salió a reclamarle “compromiso, dignidad y, al menos, una cuota de sensibilidad” al ministro de Gobierno Jorge González, y le exigió al Gobierno provincial una “urgente escala de prioridades, donde los festivales queden situados después de los médicos, medicamentos y caminos”.
La legisladora de Cambiemos reaccionó de inmediato para contestar al colaborador del Gildo Insfran, en respuesta a críticas sobre el manejo oficial sobre el avance del río Pilcomayo, en el extremo oeste del territorio.
“Aunque no es la primera vez que utiliza expresiones tan desafortunadas para intentar desacreditar una realidad que no puede esconder, exclusivamente por su reconocida limitación para ejercer la función pública, anhelo que sea la última porque miles de formoseños necesitan funcionarios más sensibles y capaces para resolverles los muchos y frecuentes problemas inconclusos de esta administración provincial”, tiró la diputada radical que transcurre la segunda mitad de su mandato.
“Está visto que la ausencia de higiene no es solo exterior, sino que su magnitud es tan profunda que invade su propia formación intelectual y humana, esa que infructuosamente intenta disimular en una lucha interior que siempre termina por exponer lo que es: un cobarde que se esconde bajo un cargo que sólo ejerce porque su empleador necesita mequetrefes, payasos y gnomos, dispuestos a no pensar y si a satisfacer al titiritero que lo moviliza”, arremetió. “Son muy, pero muy pocos, los hombres y las mujeres que reúnen esos requisitos, porque sin moral, sin cerebro y sin sensibilidad el hábitat debiera ser un corral y no el chalet, permanentemente vigilado que ocupa en La Pilar, arrancándole la seguridad a miles de vecinos de la ciudad que hace tiempo piden a gritos la protección que no tienen, sólo porque el hombre cree tener más prioridad”, enfatizó.
“A mí me votaron, a él lo emplearon, y tal vez jamás sabremos si recibirá en las urnas el apoyo de su propia familia si resultara candidato a un cargo público”, comparó al considerar la representatividad de uno y otro.
“Soy gente, por trayectoria, por compromiso, por solidaridad, por estar siempre, más allá de las pertenencias, él, imposible saberlo, ha estado en tantas veredas, donde los colores, las formas y las direcciones lucieron tan distintas que hoy parece una cargada verlo con este saco”, embistió.
“A mí nadie me dicta lo que tengo que decir, he recorrido toda mi provincia, la conozco, la siento, vivo en ella, he aprendido cosas que no se enseñan ni en las mejores universidades, que se aprenden solo teniendo contacto con la realidad, palpando el día a día”, subrayó.
“No pretendo que en su oficina con aire acondicionado, mandaderos y todas las comodidades entienda lo que digo; si pretendo respeto, como todo ciudadano merece, principalmente si proviene de un funcionario público, del que todos esperamos la más ejemplar de las conductas”, reclamó Luna.
“Sus dichos, cargados de misoginia y poco sentido democrático, confirman y reiteran su actitud ante las personas que piensan diferente”, acusó.
“No me van a callar por más que quieran desviar el foco de los acontecimientos. La gente se muere por funcionarios inútiles como este, pletórico de arrogancia y marchito de ideas, compromiso y sensibilidad”, advirtió.
“Se gastan millones en festivales, mientras en el oeste, los formoseños no tienen médicos, medicamentos, ni caminos. Es indispensable que se fijen prioridades: un festival no vale la vida de una madre y su hijo, aunque puedo entender le escala de valores humanos al medir tamaña violencia verbal contra quien piensa distinto”, planteó.
“El malestar que genera la mirada diferente se traduce rápidamente en conductas solo atribuidas a semidioses, apañados por obsecuentes aplaudidores que no ven más allá de los amplios ventanales de las oficinas aseadas con recursos de todos”, cerró.

Te puede interesar