Olivera cuestionó la importante cantidad de viviendas abandonadas

LOCALES 14/02/2018 Por
Se mostró “molesto y preocupado” por la “significativa cantidad” de viviendas abandonadas, semi-construidas y deterioradas en distintos puntos de la ciudad, pero uso como referencia específica para justificar su mirada, lo que ocurre en La Nueva Formosa, donde “en los últimos meses constaté el desinterés y la desidia de parte de las autoridades del área”.

“Cada día que pasa, lamentablemente, aumenta la demanda de viviendas en Formosa, pero, por desgracia, desde el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) no se toma nota del cuadro; de otro modo no se puede entender el abandono de tantas unidades en el considerado barrio modelo, donde además del deterioro y saqueo, las construcciones casi que fueron cubiertas por inmensos pastizales, lo que resume la importancia que desde el Estado provincial se les da a esta necesidad social”, reflexionó el concejal Fabian Olivera.
“Aplaudo el relevamiento permanente que se hace para constatar el uso de las unidades, ajustado a los requisitos determinados, de modo que la inversión llegue efectivamente a los sectores más necesitados; pero si no se valora lo más elemental, que es la ejecución misma, de nada sirven los controles”, consideró.
“De acuerdo con información oficial, en la Nueva Formosa y dentro de la etapa III, se encuentra en estado de ejecución, la construcción de 1639 viviendas, con un monto de inversión nacional de $820 millones. En el mismo lugar, asimismo, y con una erogación de $560 millones se construyen 696 casas”, describió.
“Por otra parte, dentro del Programa Hábitat, en los barrios Stella Maris, Los Inmigrantes y Las Orquídeas, se encara un plan de urbanización integral para abastecer a la población de agua potable y para que tenga acceso a la red de cloacas con sus respectivas conexiones domiciliarias; construcción de alcantarillas, calles y veredas; iluminación; instalación de contenedores domiciliarios de residuos, carteles de señalización, paradas de colectivos; parquización y construcción de plazas, parques y un playón deportivo; obras de cicatrización (control para que el río no se expanda); y materiales para muros y contrapisos”, confirmó el legislador comunal.
Y añadió: “Esto está acompañado de programas de desarrollo humano a través de módulos sociales: participativo, deportivo, verde, educativo, cultural, mujer y hábitat y NIDO, apuntando a beneficiar a 824 familias. El monto de inversión, orilla los 210 millones de pesos, el plazo de ejecución es de 17 meses y, también, se paga con fondos federales”.
“Además, en el sector ribereño sur, que abarca los barrios Laguna Siam, Villa Hermosa y Santa Rosa, se encara otro programa de urbanización integral que contempla red de agua y cloaca, red primaria de media tensión y subestación transformadora, red o eléctrica y alumbrado público y contenedores de residuos, alumbrado, equipamiento urbano y comunitario, y obras de infraestructura pública”.
“El proyecto apunta a beneficiar a unas 655 familias, para lo cual la el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) autorizó una inversión de cerca de $65 millones”, detalló.
“No importa el lugar del Estado que ocupan los funcionarios, el destinatario de sus decisiones es siempre el mismo; cuando se politizan los intereses, ese ciudadanos siempre es el que paga las consecuencias. Vivimos tiempos que reclaman una mirada madura y comprometida, tantos años de sufrimiento, insensibilidad e injusticia así lo testimonian”, dijo.

Te puede interesar