Carbajal cree que en Formosa se promueve una política oficial para esconder la tarifa social en energía eléctrica

LOCALES 15/02/2018 Por
Estimó que los beneficiarios alcanzan a 4,2 millones de usuarios en toda la Argentina, de los cuales 121.000 podrían ser de Formosa, tomando en cuenta los 140.000 que REFSA declaró a mediados de 2016. Estimó que “unos 50.000 clientes pudiendo ser favorecidos con el subsidio, no lo son por decisión del Gobierno provincial y sus negociados”.
tarifa-social2

El diputado provincial, Ricardo Carbajal, aseguró que en Formosa existen “miles de familias que no acceden a la tarifa social de electricidad porque existe una clara política para ocultar los beneficios de la medida”, porque con este servicio “muchos funcionarios administran un millonario negociado”, al tiempo que confirmó que “acá, el 90% de las familias reúne los requisitos para favorecerse con este subsidio nacional”.
“En los últimos años, REFSA comenzó a ocultar muchos números referidos a su servicio, entre ellos los de la tarifa social; hace pocos días, oficialmente, la empresa aseguró que en Formosa, los beneficiarios de ese grupo no llegan al 50% de sus usuarios, mientras el Ministerio de Energía nacional informó que en nuestra provincia el 87% de las familias formoseñas reúne los requisitos para favorecerse con este subsidio”.
“Esto no hace más que confirmar la posición defendida y argumentada hace pocos días por el senador nacional Luis Naidenoff cuando difundió estas cifras exponiendo la precariedad del ingreso promedio en nuestra provincia”, apreció.
“Se estima que los beneficiarios de la tarifa social alcanza a 4,2 millones de usuarios en toda la Argentina, de los cuales 121.000 podrían ser de Formosa, tomando en cuenta los 140.000 que REFSA declaró tener a mediados de 2016; esta misma cifra deja fuera del beneficio a cerca de 50.000 residentes si se tiene en cuenta el porcentaje que planteó la prestataria provincial”, analizó el legislador.
“En este punto, sería oportuno que REFSA informe, con responsabilidad y exponiendo números, a que se refiere cuando habla del esfuerzo que hace el Gobierno provincia para que los formoseños no sientan tanto el impacto de las decisiones nacionales en esta asignatura”, planteó.
“Pero por sobre todo se impone como política de Estado, un programa permanente para que hasta el último formoseño en condiciones de acceder a la tarifa social lo haga, para lo cual el propio gobernador debe constituirse en protector de la iniciativa”, consideró.
“El costo de la tarifa eléctrica en la Argentina se conforma por tres componentes: el transporte y la generación, que es el precio al que las empresas distribuidoras compran la energía en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM); la distribución (o Valor Agregado de Distribución -VAD-), que incluye los costos de desarrollo e inversión en las redes, de operación y mantenimiento y de comercialización, como señala el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE); y los impuestos”, detalló Carbajal.
“Acá se esconden las cifras, bajo discursos técnicos que se repiten incansablemente a través de los muchos medios que manejan o administran con fondos públicos, porque en realidad, es la estrategia para intentar proteger millonarios negociados que se hace con el aporte de miles de formnoseños”, insistió.
“Se habla mucho de energía pero en Formosa, pero, como lo señalara Naidenoff, el 87% de los usuarios a diciembre del 2017 es potencial beneficiario de la tarifa social, un porcentaje que, al mismo tiempo, demuestra el nivel de precarización de los salarios en la provincia porque para ser beneficiario de la tarifa social, tenés que reunir la condición o de pensionado o tener ingresos menores a dos salarios mínimos” reafirmó.
“Pero esta receta para la confusión y el caos en su comunicación que, aparentemente, le rinde a Gildo Insfran tiene facetas ridículas e infantiles; en las últimas semanas, grafique la manera en que se dilapidan fondos públicos que jamás reconocen, al ejemplificar que con tanto dinero recibido bien pudo haberse entubado todo el Pilcomayo ¿Cuál fue la respuesta? Un análisis serio y técnico de mis dichos que, como todo el mundo lo entendió claramente, sólo se trató una ironía”, explicó. “Del mismo modo, me ponen al frente de ideas, propuestas y declaraciones que jamás me pertenecieron; después las usan como disparadores de lo que pretenden imponer”, amplió

Te puede interesar