Crece el malestar en Palo Santo, por el rechazo al financiamiento nacional de una planta de agua potable

Consideran que el intendente del lugar y la mayoría parlamentaria que controla, interponen una mirada puramente política por encima de los intereses de la población, ya que se trata de un emprendimiento financiado por el Estado nacional, con el que esos funcionarios locales no comulgan. No es la primera vez que surgen denuncias de esta naturaleza contra el jefe comunal que permanece acomodado en el fondo de una rigurosa pirámide, cuya cabeza mandante es el gobernador Insfran.
agua para palo santo

Las autoridades institucionales de Palo Santo vienen negando sistemáticamente el tratamiento de un proyecto integral contenido dentro del Plan Belgrano, que promueve construcción de un sistema totalmente nuevo de agua potable y cloacas. La iniciativa se corporizó mediante el aporte técnico-político de la dirigencia de Cambiemos del lugar, lo que generó el rechazo del propio intendente, Raúl D´Zakich y de los concejales Sandra Rossolli, Norma Revolero y Margarita Pando, que responden al mismo espacio del jefe comunal, muy vinculado con el gobernador Gildo Insfran.
“Reiteradamente hemos intentado que nuestras autoridades municipales avalen el proyecto y las gestiones que veníamos realizando ante el Plan Belgrano; no lo hicieron, poniendo en riego el financiamiento que estaba a punto de lograrse”, explicó Mario Solari, coordinador del grupo de trabajo que apoya el proyecto.
“Existe una problemática creciente que sobrelleva la gran mayoría de la población de Palo Santo, que debe hacer malabares y padecer sufrimientos constantes para hacerse con el vital líquido”, sostuvo, al justificar el emprendimiento.
“Esta actitud contrasta con la del concejal Marcelo Fuentes quien presto su apoyo y compromiso con el emprendimiento; las autoridades locales son las que deben solicitar y/o autorizar cualquier obra que se realice en el espacio público dentro del ejido urbano, donde nada se puede hacer sin su expreso consentimiento y aprobación. Pues, en este y otros casos que muchos palosanteños conocemos no lo hicieron”, redondeó.
“No les importa lo que dice la Organización Mundial de la Salud con respecto al impacto que produce la escasez de agua potable y la falta de cloacas, en la población, y particularmente en los más pequeños y los que menos tienen; tampoco la incidencia que tiene en la alimentación y la economía familiar; no tuvieron en cuenta al programa Pro-Huerta del INTA, que consigan un ahorro potencial de hasta $3200 mensual por familia que pueden generar las huertas, imposibles de realizar sin agua. Esto es lo mismo que promover el hambre”, advirtió el profesional que varias se ocupó de resaltar el carácter apolítico del proyecto.
Y prosiguió: “No les importa las limitaciones que la falta de este imprescindible elemento genera en el desarrollo y progreso de su población, no toman en cuenta que cada bar o comedor de hasta 40m2 necesita consumir entre 1500 y 2000 litros por día, que cada industria debe consumir 80 litros diarios por cada operario, y que a las mismas reparticiones en las que trabajan se le calcula un consumo de agua de 6 litros por día por cada m2”.
“No les importa la educación, ni que cada escuela deba consumir 40 litros diarios por cada alumno externo; tampoco les importa la salud, cuyas salas y hospitales deben gastar 800 litros por día por cada cama existente”, siguió enumerando, al graficar los efectos de la ausencia del agua en la localidad.
“En síntesis no les importa nada, ni siquiera que se haya aprobado el presupuesto para el acueducto que pasará por las puertas del pueblo, que de seguir con esta actitud, la población vera pasar sin poder utilizar, continuando con el eterno acarreo de agua”, cerró.

CERRADO RECHAZO
El intendente de Palo Santo, Raúl D´Zakich rechazó, en numerosas ocasiones, propuestas concretas de obras para la localidad, algunas de ellas de extrema y permanente necesidad para los pobladores, porque provenían de funcionarios nacionales y, principalmente, porque el gobernador Gildo Insfran rechaza este tipo der prácticas, según el mismo jefe comunal dejó trascender como uno de los argumentos que utiliza para escaparle a los ofrecimientos.
El diputado provincial Osvaldo Zárate, admitió un encuentro con D´Zakich en el despacho municipal del funcionario para plantearle la posibilidad de obras públicas nacionales para el pueblo. “Fue un breve encuentro, pero muy desagradable; intenté informarle de algunos programas de obras para la localidad, pero dijo no necesitar nada y terminó espetándome cuestiones partidarias que no hacen a la cuestión”, reveló.
“No tengo la mejor de las opiniones de los conversos, como es el caso de D´Zakich, que es capaz de relegar a sus propios vecinos invocando una absurda lealtad política. Se muestra dueño del pueblo, actúa como propietario absoluto de la voluntad de los vecinos y mantiene una especie de deidad ante el gobernador”, suscribió.
Pero el delegado provincial de la Secretaria de Asuntos Municipales de Nación, Gerardo Piñeiro, tuvo un episodio más notorio que suscribe los dichos del legislador de Cambiemos y pone sobre el tapete como un funcionario relega las necesidades de su propio pueblo a cambio de una devoción política.
“A principios de marzo le presenté una nota a D´Zakich pidiéndole una audiencia; así como lo hice con todos los intendentes en la provincia mi objetivo era mostrarle un glosario de obras para Palo Santo”, contó el funcionario que coordina y controla el cumplimiento de proyectos y subsidios que el área destina a las comunas locales, en el marco de los programas que el Ministerio del Interior, Obras Públicas, y Viviendas de la Nación lleva a cabo por medio de la Secretaría de Asuntos Municipales.
“Como no recibí respuestas, a fines del mismo mes fui a buscarlo a su oficina, donde me indicaron que estaba en las afueras del pueblo coordinando una serie de trabajos. Lo ubiqué y de entrada noté el desinterés, el desgano y la incomodidad”.
Y siguió: “Le propuse construir una nueva planta de agua potable, la ampliación del tendido de la red troncal del servicio y conexiones domiciliarias para los vecinos que no cuenten con esa prestación. Yo sé que uno de los mayores problemas en Palo Santo es este”, añadió.
“En medio de los ruidos de unos equipos viales, su actitud distante y un ego extremo, batallé para explicarle que a través de un programa que se llama DINAPREN, donde lo que se busca es el financiamiento a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para los estudios de prefactibilidad y de impacto ambiental que son muy honerosos, la vida de los lugareños podría cambiar para bien en poco tiempo”, recordó.
“Como para que callara y me marche me hizo notar que ya tiene un dinero prometido del Gobierno provincial para esta obra y que en Palo Santo se hace lo que él decide y que mantiene una lealtad absoluta hacia Gildo Insfran y su proyecto”, señaló.
“Intenté hacerle notar en que está rechazando comodidad, seguridad y mano de obra para cientos de palosanteños por una razón absurda y me fui; estaba todo demasiado claro”, enfatizó.
El delegado provincial de la Secretaría de Agricultura Familiar, Raúl de la Tabla fue a buscarlo en febrero de 2016 y lo encontró trabajando a la vera de la ruta nacional 81, coordinando trabajos de profundización de zanjas y canales para que el agua que anegaba gran parte del pueblo por las intensas lluvias, abandonaran los hogares del lugar. “Me presenté y me puse a disposición, sobre todo para gestionar equipos viales que ayuden o apresuren al escurrimiento de las aguas. Hablamos y noté su distanciamiento, su desinterés, pero también dio muestras de conocer bastante las dificultades. Le indiqué que sería muy beneficioso actuar en conjunto para ayudar a los productores de la zona suministrándole semillas, forrajes y elementos afines y desde la comuna los tractores para preparar la tierra. Como con otros intendentes asentó la cabeza, pero, como lo presentí, jamás dio muestras de ejecutar los planteos”, subrayó.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar