“CRUCERO DEL SUR NO PARA DE SUMAR VIOLACIONES AL CONTRATO”, ADVIRTIÓ EL CONCEJAL OLIVERA

DESTACADOS 21/02/2018 Por
Dijo que “la engrosada lista sólo es posible por la conducta permisiva e ineficiente de las autoridades” y renovó sus críticas a los vicios del monopolio. Volvió a pedir “una cuota de coherencia” para no caer en “los mismos padecimientos del pasado”, en alusión a Ciudad de Formosa.
IMG-20180221-WA0035

El concejal Fabián Olivera volvió a cargar contra Crucero del Sur a la que ahora acusó de atropellar lo dispuesto en materia de publicidad en las unidades del servicio urbano de pasajeros en la ciudad. “Los colectivos llevan incorporados en la luneta trasera publicidades comerciales, violando el artículo 58 del pliego de condiciones que para el espacio sólo permite la difusión de actividades relacionadas al bienestar general, como campañas de educación vial, información de eventos institucionales, actividades de interés público y todo otro emprendimiento o información que la Municipalidad lo disponga”, contextualizó.
Dijo que se trata de un “avasallamiento al acuerdo con el Estado municipal” y que la firma no para de manifestar “vicios propios del ejercicio del monopolio y, lo que es peor aún, un endeble sistema de control municipal, como cooperando con la tesitura empresarial”.
“Mientras no para de crecer el número de usuarios que se queja del incumplimiento de la frecuencia, vemos que la cantidad de unidades acordadas para la prestación aún está lejos de acercarse al número comprometido”, agregó.
“El pliego dice que esta firma, dentro de sus primeros 180 días tiene que poner en circulación un centenar de coches cero kilómetros que es lo que los empresarios del sector prometieron; hoy a casi cinco meses ese número de unidades en las calles está lejos de cumplirse, mientras crece la cantidad de usuarios que se queja por el incumplimiento de la frecuencia establecida para cada parada”, planteó el legislador de Cambiemos.
“Crucero del Sur pretende que se le aumente el valor del boleto, pero su reacción parece hasta altanera: corto el servicio a los estudiantes, pone una cantidad de coches que lejos está del acordado y la frecuencia en cada parada sólo recoge críticas de los vecinos”, reavivó Olivera, tras insistir con “los millonarios números que en materia de subsidio nacional recibe mes a mes”.
“Esta empresa misionera mantiene, además, una impetuosa relación con sus empleados, pretendiendo parece que el látigo y la chequera determinan la escala de poder; diariamente recibo llamados de empleados describiendo distintas situaciones que exponen una relación que se erosiona a pasos agigantados”, reveló
“He enumerado muchas irregularidades, lo que supone una escalada en la violación sistemática al pliego de condiciones; del mismo modo no observo una reacción de las autoridades, que deben velar por el cumplimiento de las pautas porque de ello depende la calidad de un servicio que pagamos entre todos”, redondeó.

Te puede interesar