BAJA EL PILCOMAYO EN FORMOSA PERO NO DESCARTAN OTRA CRECIDA EN ABRIL

LOCALES 07/03/2018 Por
"Felizmente el río dio una tregua y eso mejoró la situación, pero no podemos descartar nada", indicó el titular de Vialidad provincial, quien se mostró optimista por los resultados de los monitoreos.
IMG-20180217-WA0044

El titular de la Dirección Provincial de Vialidad, Enrique Ramón Bellino se mostró optimista hoy porque los monitoreos del río Pilcomayo en el oeste provincial registran una bajante y "las aguas están drenando hacia los sectores planificados", aunque el ciclo de crecida "suele concluir a mediados de abril", por lo que mantienen las precauciones en las zonas inundables.
Desde el 23 de febrero los monitoreos marcan una bajante en los caudales, que se ubican cercanos a los 500 metros cúbicos, cuando los picos máximos en este ciclo de crecida llegaron a los 2.500 y 4.000 metros", detalló Bellino.
"Felizmente el río dio una tregua y eso mejoró la situación, pero no podemos descartar nada. Días atrás en Paraguay hubo lluvias muy grandes, debemos estar alertas permanentemente", señaló el funcionario.
En la zona afectada, donde las clases comenzaron con normalidad el pasado lunes, el gobierno provincial realizó defensas para proteger el avance de las aguas, colocó un puente tipo Bailey e instaló un campamento para proteger a pobladores de Pocitos, Vaca Perdida, Pozo de Maza, La Rinconada y otras localidades.
"Hay lluvias en la zona, y también la cuenca alta" del Pilcomayo, dijo a Télam el ministro de gobierno provincial, Jorge González.
El sistema de alerta temprana de la fundación Gran Chaco pidió a las comunidades aborígenes tomar precauciones "porque el agua de los desbordes de Salta avanza por las cañada y llenaría los bañados con riesgo de corte de ruta" y anegamientos en Ramón Lista, a unos 600 kilómetros al oeste de la capital provincial.

Te puede interesar