Jofré, determinado a evitar el regreso de los mesiteros

LOCALES 12/03/2018 Por
La Municipalidad capitalina continuó este lunes impediendo que los vendedores ambulantes vuelvan a instalarse en el casco céntrico, y dispuso a un grupo específico de vigilantes, claramente identificados con chombas azules y una leyenda describiéndolos como miembros del organismo que administra el intendente de la ciudad. En el sótano del escenario que se exhibe como cumplimiento de una ordenanza, subyace un claro tironeo dentro de la brutal interna que se vive en el peronismo local.
vigilantes
Los vigilantes municipales en Rivadavia y España. En la imagen pequeña, el detalle de la identidad del grupo.

La Municipalidad de Formosa, a través de la Dirección de Bromatología, con asistencia de la Policía de la Provincia, desalojó el miércoles a los mesiteros ubicados en la calle España desde Belgrano hasta Deán Funes.
La medida tomó por sorpresa a más de 40 vendedores informales que desde hace años comercializaban todo tipo de productos en la vía pública.
La medida municipal generó preocupación y descontento en los mesiteros, pero en los comerciantes legalmente habilitados causó satisfacción.
El titular del Movimiento de Trabajadores Independientes de Formosa, Juan Carlos Mereles, dijo a La Mañana que luego del desalojo esperan ser recibidos por el intendente Jorge Jofré y por el director de Bromatología Guillermo Gómez Achón para conocer qué alternativas se les brindará para continuar con su actividad.
“Estamos sorprendidos, tenemos muy buen diálogo con la Municipalidad, no sé por qué no nos avisaron; ahora, esperamos poder conversar con ellos y ver cómo continuar, son más de cuarenta familias que dependen de este trabajo”, afirmó.

HOMBRES DE AZUL
A los muchos efectivos de la Policía provincial que vigilan la zona y, seguramente, recibieron instrucciones para impedir la vuelta de los mesiteros, el intendente municipal Jorge Jofré decidió reforzar la tarea mandando a un grupo especial que rápidamente llamó la atención, por el tamaño de algunos de ellos y porque estaban juntos y uniformados; pero también por la leyenda que podía leerse en la ropa: “Prevención y Emergencia, Municipalidad de la Ciudad de Formosa”. No queda claro si se trata de empleados municipales afectados a la tarea o si Jofré contrató a una empresa privada para que se encargue de la vigilancia.

LA OTRA MIRADA
Mereles responde al ala más dura del oficialismo, timoneada por el jefe de ministros, Antonio Ferreira, quien, por otra parte, capitanea el esquema netamente logístico del partido que gobierna la provincia, y que mantiene un reconocido distanciamiento con el intendente Jofré, aunque desde ambos bandos se intenta negar el cuadro.
Pero muchos mesiteros no responden a Mereles, ni siquiera tienen algún interés político; si están afligidos por el cierre de la fuente de ingresos y ahora entienden que cayeron en desgracia como consecuencia del enfrentamiento intestino.
Mientras para algunos, Jofré sólo tomó una repetida decisión que, parece, pretende mantenerla en el tiempo, haciendo cumplir una ordenanza municipal y respondiendo a los comerciantes y empresarios establecidos formalmente, para otros se trata de un mensaje que cruza el ancho espacio partidario para impactar en quienes le ponen distintas trabas en su gestión. La cara visible es Juan Carlos Mereles, que vuelve a estar en el centro de la escena y, se sabe, tiene condiciones para llevar el enfrentamiento a cualquier terreno, con el repetido justificativo de “no nos dejan trabajar”.

Te puede interesar