De nuevo, policías paraguayos detienen ilegalmente a pescadores formoseños, en aguas argentinas

DESTACADOS 30/03/2018 Por
Aseguran que se trata de un procedimiento completamente ilegal ya que no se incumplen las normas que se le atribuyen, y que se concreta para extorsionar a cambio de dinero. Revelan que muchas veces no sólo obtienen ese objetivo sino que resulta frecuente la sustracción de las cañas y los motores de las lanchas. Las imágenes resultan contundentes.

Unos tres pescadores formoseños fueron detenidos en las últimas horas, en aguas jurisdiccionales argentinas, por media docena de policías de Paraguay, quienes para concretar el procedimiento ataron las embarcaciones, tras tomar el control de la situación mediante fuertes amenazas.
Todo el hecho fue filmado por otro pescador con su celular, mientras gritaba que el operativo se realizaba del lado formoseño y que iba a subir a las redes las imágenes.
Pueden escucharse, pese a la escasa nitidez del audio, el reproche de uno de los pescadores argentinos, mientras los paraguayos no se inmutaban y continuaban con un prolijo protocolo al atar la embarcación que los transportó con la de sus víctimas.
De acuerdo con algunos datos recogidos entre parientes de los pescadores, todo se desencadenó en el arroyo Ramírez, ubicado en la desembocadura de éste al río Paraguay, a la altura del Km. 126.
Si bien no trascendieron los motivos del operativo, entre los amantes de la actividad se asegura que se trata de prácticas frecuentes, completamente ilegales. “Los llevan detenidos, acusándolos de pescar en forma ilegal en aguas paraguayas; el objetivo es extorsionarlos, cuando están en la orilla vecina, a cambio de algún dinero. Después son liberados, aunque en medio de la movida pueden quedarse sin las cañas y el motor de la lancha”, reveló un pescador deportivo que se jacta de conocer bien estos episodios.
A fines de enero, un grupo de pescadores formoseños fue perseguido por embarcaciones paraguayas, en la zona del Riacho Tebycuary, cerca de Colonia Cano. Aseguraron que los incidentes se produjeron en aguas argentinas; cerca de 12 lanchas estaban pescando cuando fueron intimidados por otras dos, que serían embarcaciones de la Secretaría del Medio Ambiente y de la Prefectura Naval de Paraguay, que -según relataron-, los persiguieron "a los tiros", incluso en aguas argentinas.
“Arrinconaron las lanchas, dispararon cinco tiros a una. La mayoría pudo escapar pero alcanzaron a capturar al menos a dos”, comentó uno de los formoseños que logró liberarse rápido.
Detalló luego que a uno de los pescadores, conocido en el ambiente como “Gordo de Formosa” llegaron a dispararle varios tiros, “cerca de la lancha, para que se detenga”, y que esto ocurrió en el lado argentino. “Lo acorralaron contra los camalotes pero logró salir”, especificó.
El episodio se hizo conocido ya que uno de los pescadores formoseños difundió un video en las redes sociales, donde se visualiza un problema que -según aficionados de la pesca- no es nuevo.
Sin embargo, en Paraguay niegan haber accionado con armas y justifican la persecución argumentando que los pescadores argentinos no contaban con el permiso -que en el país vecino se requiere- para pescar.
Así lo notificó Hugo Encina, director de la Secretaría del Ambiente del departamento de Neembucú, en un medio radial de la ciudad de Pilar.
“No está prohibido que los argentinos vengan a pescar al lado paraguayo siempre y cuando cumplan con las reglamentaciones de aquí”, dijo. Las mismas establecen que los extranjeros deben pagar un arancel por el permiso especial de pesca, que le habilita a pescar hasta por cuatro días, permitiéndolos llevar hasta 4 productos pesqueros como trofeo. “Vengan hagan los tramites”, invitó al fin.



Te puede interesar