Reconocen oficialmente que los desbordes del Pilcomayo causaron serias pérdidas de infraestructura

LOCALES 02/05/2018 Por
En la zona oeste donde residen las comunidades aborígenes se perdieron "al menos doce escuelas y un par de centros de salud, además de 38 kilómetros de líneas eléctricas".
715x402_LIB020518-010F03
Varias poblaciones ribereñas sufrieron el avance de las aguas del río que no pudieron ser contenidas por las defensas.

Los desbordes del río Pilcomayo, en el oeste formoseño, causaron "la pérdida definitiva de más de una docena de infraestructuras equipadas, sobre todo escuelas" y también "centros de salud, 40 kilómetros de redes eléctricas y 600 viviendas", según un balance preliminar divulgado.
Las autoridades estiman que aún permanece desplazado de sus hogares un millar y medio de personas, mayoritariamente aborígenes, que fueron relocalizados y reciben asistencia en un centro transitorio, en tanto unas 70 familias criollas se autoevacuaron a la zona de Cienaguito.
El diputado provincial Roberto Vizcaíno destacó las obras de defensa y correderas para controlar el avance de las aguas desde hace varias semanas en el límite entre Argentina y Paraguay y sectores cercanos al bañado La Estrella, del interior formoseño.
En la zona donde residen las comunidades aborígenes se perdieron "al menos doce escuelas y un par de centros de salud, además de 38 kilómetros de líneas eléctricas, y extensiones de caminos" que ahora reconstruyen "de manera progresiva", dijo Vizcaíno.
Las inundaciones de los departamentos más alejados, a unos 600 kilómetros de la ciudad de Formosa, fueron "de tal proporción que el agua estuvo 4,50 metros por sobre el terreno natural y contenido por las defensas", pero logró sobrepasarlas "por la enorme presión ejercida sobre algunas secciones de las barreras", describió el legislador.

Te puede interesar