La Oficina Anticorrupción ya analiza los escandalosos sueldos que cobran funcionarios de la UNaF

En las próximas horas, el caso de los astronómicos ingresos de funcionarios que perciben hasta tres salarios en la Universidad Nacional de Formosa, podría ganar con fuerza las pantallas de la televisión nacional, al trascender que el área que encabeza Laura Alonso tomó cartas en el asunto, tras una denuncia on-line, enviada desde Formosa.
CPU-2
Parmetler y Olmedo durante un acto de entrega de equipamientos informáticos en la UNaF.

Una nota enviada al gobernador Gildo Insfran dejó en evidencias la continuidad del oscuro manejo administrativo y financiero en la Universidad Nacional de Formosa, con una conducción recientemente asumida que burló el discurso de campaña, y prosiguió con el despilfarro para familiares, amigos y amantes. De ahí surgió que el rector percibe poco más de 200 mil pesos; que el reconocido Rafael Olmedo se alza con unos 160 mil tras contar dos sueldos del Poder Ejecutivo Provincial y el restante de la propia universidad; y que el eterno Emilio Grippaldi sigue prendido a la UNaF y al Ministerio de Educación que, en conjunto, le suministran casi casi los mismo que la autoridad máxima de la casa de altos estudios.
Nadie del propio establecimiento educativo ni desde ningún nivel del Poder Ejecutivo Provincial se pronunció sobre el caso. Sin embargo, un llamado anónimo a este portal avisó que la Oficina Anticorrupción ya se enteró de lo que ocurre. Sin embargo, se aseguran que existen muchos otros casos, tan o mas irregulares como estos.                                                                                                                                          Un funcionario de la oficina nacional que conduce Laura Alonso, le dijo a CuartoPoderDiario que para denunciar un hecho de corrupción existen tres maneras distintas y por diferentes canales”, luego de confirmar que el área ya está al tanto de lo publicado por este portal, a través de una denuncia recibida por Internet.
“La denuncia debe contener la mayor cantidad de datos acerca de los hechos y los funcionarios intervinientes”, describió el empleado que se limitó a identificarse como un abogado. “No podremos dar curso a denuncias cuya vaguedad haga imposible iniciar una investigación por hechos concretos y determinados; la denuncia debe ser precisa, y respetuosa. No damos curso a presentaciones que contengan descalificaciones e insultos”, agregó.
Además, precisó que toda presentación debe “tratar sobre organismos de la Administración Pública Nacional centralizada y descentralizada, empresas, sociedades y todo otro ente público o privado con participación del Estado o que tenga como principal fuente de recursos el aporte estatal”.
Y en caso de que exceda la competencia de la Oficina Anticorrupción, “se la remitirá al organismo habilitado para darle el trámite adecuado”.
“La reglamentación garantiza la reserva en el ámbito administrativo, pero obliga a entregar los datos personales del denunciante mediante el pedido del juez interviniente; aceptamos denuncias anónimas, siempre y cuando cumplan con los requisitos señalados anteriormente”, redondeó, cuidándose celosamente de hablar sobre el caso de la UNaF, “hasta tanto no estemos completamente empapados y munidos de la documentación necesaria para pronunciarnos con responsabilidad”, planteó.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar