Zaragoza defendió su accionar institucional y político, y dejó expuesto el temor que genera dentro del PJ provincial

Sin confesar la mirada que tiene sobre el fondo de la cuestión, se ocupó de utilizar expresiones precisas para exponer el origen y la identidad intelectual de los actores de la movida que en los últimos días pretendieron mostrarlo como una suerte de traidor al espacio que lo cobija de toda la vida.
1527521178

El intendente municipal de Pirané, Juan Domingo Zaragoza salió a rechazar lo que consideró un “pedido de sumisión y respeto” aparecido en medios de comunicación dirigidos contra su persona, y consideró que se trató de “una operación para amedrentar”, del que achacó al jefe de Gabinete, Antonio Ferreira.
“De confirmarse esa situación seria lamentable ya que si a un intendente le hacen este tipo de operaciones mediáticas que puede esperar el ciudadano común”, amplió.
La semana pasada, el exintendente del pueblo y congresal peronista, Miguel Mora, reprochó la “grave inconducta, la insolencia y personalismo extremo” que está exhibiendo de un tiempo a esta parte Juan Zaragoza.
“No solo carece de conducta partidaria, sino que excede en su irreverencia a lo que decidió, no solo la dirigencia del peronismo, sino el pueblo formoseño que de manera mayoritaria acompaña al doctor (Gildo) Insfran cada vez que se puso a consideración de la ciudadanía en cuanto acto electoral se presentara a consideración del soberano”, expuso, al defender la ausencia de Zaragoza dentro de la conducción del peronismo piranense.
“Personalmente les digo a aquellos que idearon esa nota que no tuve, no tengo ni tendré miedo de que muestren mis errores, defectos o miserias porque se cómo se manejan, y que no tienen límites a la hora de cuidar sus privilegios”, agregó Zaragoza, en su defensa. “Lo que no entienden es que siempre actué por convicción no por chupamedias o por conveniencia como sí ocurrió en 1997, en varias oportunidades, cuando con mi padre Mario Antonio Zaragoza, entonces presidente de la Cámara de Diputados, y estando la provincia en riesgo institucional, eliminamos el objetivo de radicales y joguistas que querían hacerle juicio político al gobernador y vice”, rememoró, en una, directa alusión a como el apellido se jugó por el proyecto político que encarna Gildo Insfran.
“Ya nos echaron del peronismo, ahora quieren condicionar a un gobierno municipal; conductas como estas poco ayudan al gobernador Gildo Insfran”, acotó Juan, refiriéndose al abandono de una obra pública en Pirané, por parte de una empresa encargada por el Gobierno provincial.
“El que mira al costado para ver que hace el compañero deja de mirar al frente para ver que hace el enemigo; sería bueno que muchos que se hacen llamar compañeros y que se creen dueños del peronometro recuerden una de las 20 verdades peronistas y comprendan que ningún peronista debe sentirse más de lo que es, ni menos de lo que debe ser: cuando un peronista comienza a sentirse más de lo que es, empieza a convertirse en oligarca razón por la cual, con su accionar, no estaría armando las listas del PJ consensuando sino la de un partido neoliberal donde se cree conductor, propio de los estados totalitarios”, embistió.
Y en la despedida, no fue menos confrontativo: “Estaremos siempre atentos a los personajes que desde el poder quieran perjudicar con los resortes del estado y a los piraneneses”.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar