PIDEN LA DESTITUCIÓN DEL JUEZ UNZAÍN

DESTACADOS 07/07/2018 Por
El magistrado a cargo del juzgado en lo Civil, Comercial y Laboral de Clorinda, quien fuera noticia reciente por haber exigido a gendarmes apostados al control vehicular de la ruta nacional 11 que le “hagan la venia”, ha sido esta vez destinatario de un pedido remoción por ante el Superior Tribunal de Justicia. Se encuentra, además, suspendido en sus funciones desde febrero hasta a raíz de una denuncia por maltrato realizada por quien fuera secretaria de la misma magistratura, Jazmín de los Ángeles Cabral,
36707871_1871932222858121_7850314672140976128_o
Unzain en la imagen principal; en recuadro la funcionaria que denunciara por maltrato al juez.

El pedido de enjuiciamiento político fue presentado el día 3 de este mes por el Dr. Javier Antonio Filipigh, con el patrocinio de los abogados Pedro Velázquez Ibarra y Cristina Irala. Entre las acusaciones al magistrado se destacan el maltrato laboral, impulsividad, hostilidad e imposición abusiva de sanciones a empleados, abogados y ciudadanos en audiencias, negligencia reiterada en sus funciones, falta de estudio de las causas, impuntualidad, retardo reiterado en el dictado de resoluciones, abuso de su condición de juez para imponerse arbitrariamente sobre los agentes de gendarmería avocados al control vehicular; desconocimiento del derecho; trabar el pago de convenios laborales en contra de los trabajadores; imponer a estos últimos la mayor porcentaje de gastos y honorarios en juicios que habían ganado; no hacer lugar a medidas cautelares por ignorar el derecho procesal, los criterios de la Cámara de Apelaciones o no estudiar el expediente; disminuir arbitrariamente los honorarios de abogados; aplicar intereses moratorios en créditos laborales en contra de la Ley de Contrato de Trabajo; falsedad ideológica, prevaricato e incumplimiento de los deberes del funcionario público por inventar hechos que no habrían ocurrido en audiencias para sancionar a un abogado. Se destaca en la presentación el caso del Menor Mauro Manuel Ramírez, quien padeciendo de HIV, siendo de condición humilde, había recibido una indemnización de ciento quince mil pesos por un accidente de tránsito, pero solicitada la disposición de esa suma para mejorar su calidad de vida, el magistrado habría obstaculizado el trámite con requisitos desproporcionado, para recién fallecido el chico, ordenar inmediatamente el cheque para la construcción de su panteón. También se acompañó la grabación de una audiencia que venía circulando con anterioridad en la que se puede advertir el maltrato del Juez hacia un abogado de Clorinda. En la denuncia se hace una extensa enumeración de expedientes en los que se habrían observado distintas irregularidades, acusándose a Unzaín de carecer de aptitudes esenciales para el cargo y mal desempeño en sus funciones, quedando ahora en manos del Jurado de Enjuiciamiento su destino final que, esperemos resulte de una valoración estricta de los hechos denunciados, pues no está sino en juego la correcta administración de justicia como pilar básico de toda sociedad civilizada.

Te puede interesar