La Policía detuvo a dos individuos, vinculados con una convocatoria pública a saquear un supermercado del C-5

LOCALES 05/09/2018 Por
Efectivos de la División Delitos Complejos dependientes del Departamento de Informaciones Policiales, tomaron conocimiento a través de Facebook y un grupo de WhatsApp, acerca de una convocatoria realizada por dos usuarios de esas plataformas, quienes en forma separada, desde sus respectivas cuentas y abonado telefónico, realizaron publicaciones con la finalidad de que otras personas se sumen a realizar “saqueo” de un conocido supermercado ubicado en el Distrito Cinco, fijando como punto de encuentro la ex estación de servicios de esa jurisdicción.
Chango-Más-800x445
Fuentes cercanas a la investigación dejaron ver que el foco de la convocatoria fue el local que Chango Más posee en la zona.

La propia fuerza informó el episodio. Los investigadores iniciaron un rápido despliegue de recursos humanos y logísticos por distintos sectores y barrios de la zona norte, en procura de individualizar a estas personas y desalentar la acción que se pretendía llevar a cabo, acción que se encuentra tipificada en el artículo 211 del Código Penal Argentino como delito de “Intimidación Pública”, cuyo texto reza "Será reprimido con prisión de dos a seis años, el que, para infundir un temor público o suscitar tumultos o desórdenes, hiciere señales, diere voces de alarma, amenazare con la comisión de un delito de peligro común, o empleare otros medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos".
Tras un exhaustivo trabajo investigativo, la Policía logro individualizar y localizar el domicilio de los presuntos instigadores, tratándose de un mayor y un menor, quienes residirían en los barrios Eva Perón y 7 de Mayo.
Los efectivos se trasladaron a ambos barrios de esta ciudad capital, procediendo en la vía pública a la aprehensión y retención respectivamente de los sujetos en cuestión, quienes fueron conducidos a la dependencia policial; no obstante en ambos domicilios quedaron apostados efectivos hasta tanto se obtenga una orden de allanamiento.

El hecho y los pormenores del caso se pusieron a conocimiento del juzgado de Menores de esta ciudad, quien otorgo la orden de allanamiento para proceder al secuestro de teléfonos y equipos informáticos que podrían haber sido utilizados para la consumación del ilícito.
En la tarde de este miércoles, se dio cumplimiento al mandato judicial en ambas viviendas, donde se secuestró una computadora de escritorio, una netbook y teléfonos celulares presumiblemente utilizados para la consumación del hecho, los que oportunamente serán analizados por los técnicos.

Te puede interesar