CUENTA REGRESIVA PARA UN NUEVO AUMENTO SALARIAL A LOS EMPLEADOS PÚBLICOS

LOCALES 31/10/2018 Por
En los próximos días podría producirse una reunión entre representantes de los gremios “amigos” del gobernador Insfran, como una acostumbrada previa al anuncio del eventual nuevo beneficio. Creen que habrá una nueva suba, pero nadie se anima a anticipar porcentajes.
IMG_6310-1024x768
Una imagen como esta podría repetirse en los primeros días de noviembre.

Con el pago de los sueldos de octubre, terminó de completarse el aumento de 20% que en marzo otorgó el Gobierno provincial a los trabajadores de su administración. Y aunque entonces el incremento era significativo, el tsunami inflacionario de los meses siguientes, terminó licuando rápidamente el porcentaje. Hoy, desde los niveles oficiales se admite que 2018 se despedirá con una depredación salarial que rondará el 45%, lo que obliga a las autoridades provinciales a una nueva recomposición.
Mientras algunos sectores privados comenzaron los procesos de diálogos, en el marco de nuevas paritarias, acá todo pasa por el humor del gobernador Insfran que organiza una previa con reuniones, un indignante circo, porque más allá de las fotos, la única decisión la tiene el jefe del Ejecutivo.
“El tema está a la espera de una reunión con el gobernador; se haría la semana próxima en el acto del Sindicato Vial”, dejó entrever un sindicalista, integrante de una organización gremial muy cercano al proyecto político de Insfran.
“Branchi le pidió audiencia a Gildo y el gobernador quedo en que el encuentro seria durante los primeros días de noviembre”, detalló, involucrando al secretario general de la Agremiación del Docente Formoseño (ADF), columna vertebral del discurso que en estas ocasiones utiliza el mandatario para respaldar la existencia de un debate entre los representantes sindicales que, en realidad no existe, porque sólo son convocados para la foto cuando se anuncia el aumento

Te puede interesar