Detienen a dos hermanos que le robaron mil pesos a una anciana, haciéndose pasar por policías

LOCALES 06/11/2018 Por
En la avenida Marana al 1.400 del barrio Alto de la ciudad de Clorinda, los muchachos se aprovecharon de una mujer de 89 años y con un arma se apoderaron del dinero. La octogenaria fue tirada al suelo, donde le exigieron la plata, exhibiendo un arma de fuego, para luego darse a la fuga con el misero botín. Pero horas después fueron aprehendidos.
d05d5a0a-5961-4736-9af9-9c7a00b3223c
Imagen referencial.

Alrededor de las 4:45 de este martes, la Policía tomó conocimiento de un robo a mano armada en una vivienda de la avenida Marana al 1.400 del barrio Alto de la ciudad de Clorinda.
Una vez en el sitio, efectivos de la Comisaría Oficial Subinspector Idelfonso Vera, Comando Radioeléctrico Policial y de la Delegación Informaciones Policiales se entrevistaron con una mujer de 89 años.
La víctima relató que momentos antes se hicieron presentes en su domicilio dos sujetos, golpearon la puerta y se identificaron como policías. Al abrir, la tiran al suelo y le exigieron la entrega de dinero exhibiendo un arma de fuego y ante el temor le entregó la suma de mil pesos, para luego darse a la fuga.
Tras la verificación de una cámara de seguridad, ubicada en una vivienda aledaña al lugar del hecho, donde se pudo observar las características físicas y la vestimenta de los presuntos autores del hecho, reconociendo los efectivos policiales a ambos.
Rápidamente se inició una intensa recorrida por el sector con móviles, motocicletas y a pie, logrando la aprehensión de dos adolescentes que reunían las características físicas y tenían las mismas prendas de vestir, en la avenida Marana entre Azcuénaga y ruta nacional 11.
Los menores pretendieron eludir a los auxiliares de la justicia, corriendo por los techos de las casas, oponiendo tenaz resistencia al procedimiento, siendo reducidos para luego colocarles las esposas de seguridad.
Posteriormente se determinó que se trataba de un menor de 16 y un mayor de 20 años, los que fueron trasladados inmediatamente a la Comisaría, donde se realizaron las diligencias procesales con la denuncia de la víctima.
Con las pruebas reunidas, se solicitó al Juez de Instrucción y Correccional N° 1, a cargo del Dr. Julio Raúl Mauriño, una orden de allanamiento para la vivienda de los hermanos demorados.
Con la orden en mano, minutos después de las 7 de la mañana se dio cumplimiento a la requisa domiciliaria en la avenida Marana, en inmediaciones a la ruta nacional 11, donde se procedió al secuestro de un arma de utilería y un buzo con capucha, elementos que interesan a la causa.
Al mayor de edad se le notificó su situación legal y permanece alojado en COSIV a disposición de la justicia; en tanto el menor fue entregado a sus padres en carácter de guarda tutelar.
La investigación continúa a los efectos de recuperar el dinero sustraído y dejar esclarecido el ilícito

Te puede interesar