Fontana: concejal pidió informes a sus pares sobre el presupuesto municipal

LOCALES 28/11/2018 Por
El concejal de Comandante Fontana, Aldo Ariel Argañaráz se mostró preocupado por la extraordinaria demora para tratar el proyecto de presupuesto municipal 2019 que el cuerpo debe analizar, por lo cual volvió a enviar una nota al titular del Concejo Deliberante, reclamando precisiones y anticipando las medidas que adoptará.
20181029_225913

“En mi condición de representante del pueblo me dirijo a usted, en su calidad de presidente del cuerpo, en relación a la nota de referencia, presentada el 21/ 11/, solicitando informes dentro de las facultades y deberes como concejal de la localidad de Comandante Fontana, sin que hasta la fecha haya recepcionado respuesta a la misma, lesionándose el ejercicio de mis derechos consagrados constitucionalmente y el de mis representados, como mis inmunidades y obligaciones representativas, impidiendo y obstaculizando dicha representatividad”, dice el primero de los párrafos que tiene el texto enviado por Argañaraz.
“Es por ello, y en fiel cumplimiento del mandato conferido por los electores, y dentro de los derechos y deberes conferidos por la Constitución Nacional, Constitución Provincial, Ley orgánica, Ley de Información Pública, que reitero, con carácter de preferente despacho, se me informe: si se ha convocado a Sesión Ordinaria o Extraordinaria a los fines del obligado tratamiento legal del Presupuesto para el Año 2019. Caso afirmativo, para que fecha y hora, considerando que el mismo debe ser imperativamente aprobado antes de concluir el Año en curso, y en caso negativo, razones de falta de convocatoria y requiriendo formalmente su convocatoria a tal fin”, agrega.
“Ante el probable supuesto de su convocatoria, y considerando que la misma no se me ha notificado, conforme lo prevé, con carácter de obligatorio la ley 1028, se me notifique de la misma con habilitación de días y horas, y con la documentación pertinente- proyecto del presupuesto a tratar, a fin de interiorizarme del mismo para la fecha de su tratamiento”, continuó.
“En el improbable supuesto que la misma haya sido tratado, solicito e intimo a que se me informe fecha del mismo, razones por las que no se ha procedido a notificarme en mi condición de representante del pueblo, se ponga a mi disposición la documentación y proyecto tratado, si hubo tratamiento, resultado del mismo: aprobación en particular, en general, resultado de las votaciones, a los fines de ejercer las acciones legales, judiciales por ilegalidad del procedimiento, y peticionar lo que en derecho corresponda, determinando las responsabilidades civiles, penales, políticas de tal ilegal proceder, como la validez del mismo de los miembros del cuerpo”, amplió el concejal, asesorado por sus letrados.
Y cerró, adelantando sus intenciones en el caso de que sus derechos hayan sido vulnerados: ““Ante persistencia de falta de respuestas a las peticiones efectuadas en el plazo legal y la presente reiteración con carácter de preferente despacho, recurriré a las vías judiciales que correspondan a fin de que se me permita el ejercicio de mis derechos y obligaciones como representante del pueblo, vedados por un obrar ilegal e ilegitimo, como también la determinación de la validez legal, ante supuesta aprobación del presupuesto, en ausencia de los requisitos legales para ello”.

TODO LO CONTRARIO
Argañaraz se mostró cauto sobre lo que ocurre, y consideró “responsable” esperar una información oficial, aunque advirtió que le “resulta imposible no reparar en todo esto, la presencia de la una oscura y frecuente mano política del intendente Jacquemin, que dice estar alineado al gobernador Insfran, pero en realidad hace todo lo contrario”.
“La Legislatura provincial viene de aprobar, con la unanimidad de sus miembros, el presupuesto 2019, y más allá del áspero debate entre las bancadas, todo se hizo con la transparencia que el sistema y las leyes exigen. Sin embargo, en Fontana parece que persiste una actitud muy distinta a la que pregona el propio Gildo Insfran. Acá su principal discípulo se maneja entre gallos y medianoche, utilizando a sus concejales para extraños intereses y, tal vez lo peor, burlándose de los propios vecinos que no paran de sumar angustias y broncas contra un funcionario que hace tiempo dejó de representarlos, para dedicarse a sus propios negocios y, muchas veces, moviéndose al compás de una llamativa danza camaleónica, entre amigos y enemigos de su propio líder”, sostuvo.

Te puede interesar