Hallaron el cuerpo de la nena que cayó al Pilcomayo por un hueco en el puente que atravesaban

LOCALES 31/12/2018 Por
La pequeña era oriunda de Corrientes y caminaba sobre el puente Loyola cuando se precipitó por un sector sin cobertura. Desapareció en el agua. Este lunes bomberos de Paraguay se sumaron a la búsqueda que realizaban fuerzas federales de Argentina. Minutos después de las 6 lograron hallar el cuerpo y fue trasladado a la morgue, confirmaron fuentes de Prefectura.
12986w940h540c

Una ne­na de tres años de­sa­pa­re­ció ayer en el río Pil­co­ma­yo, lí­mi­te en­tre Ar­gen­ti­na y Pa­ra­guay, al ca­er a tra­vés de un hue­co en el puen­te in­ter­na­cio­nal San Ig­na­cio de Lo­yo­la, so­bre el cual cru­za­ba ca­mi­nan­do al ve­ci­no pa­ís, en com­pa­ñía de su ma­dre, su pa­dre y una her­ma­na, to­da­vía be­bé.
La me­nor es oriun­da de Mbu­ru­cu­yá, pro­vin­cia de Co­rrien­tes, y via­ja­ba al ve­ci­no pa­ís, de don­de es su pa­pá. El mo­ti­vo, pa­sar las fies­tas de año nue­vo con fa­mi­lia­res.

Al­re­de­dor de las 5:30, ma­tri­mo­nio e hi­jos tran­si­ta­ban a pie so­bre el via­duc­to. Pri­me­ro ha­bí­an atra­ve­sa­do el pues­to de Adua­na en el la­do ar­gen­ti­no, en ju­ris­dic­ción de la ciu­dad de Clo­rin­da, For­mo­sa.

Al la­do de la sen­da pe­a­to­nal, re­jas de por me­dio, exis­te un sec­tor abier­to, sin co­ber­tu­ra. “La ma­dre de la ne­na (Na­ta­lia) op­tó por cru­zar el puen­te por la sen­da pe­a­to­nal, lle­van­do en sus bra­zos a su be­bé, ade­más, se en­con­tra­ba ca­mi­nan­do a su la­do su otra hi­ja,

Mi­le­na Abi­gail, de tres años”, in­for­mó el por­tal Cró­ni­cas Clo­rin­da. “En tan­to, su ma­ri­do lle­va­ba bol­sos, y ha­bía op­ta­do por cru­zar el puen­te ca­mi­nan­do so­bre la cin­ta as­fál­ti­ca, por don­de tran­si­tan los ve­hí­cu­los. En un mo­men­to da­do, a po­cos me­tros de ini­ciar la ca­mi­na­ta so­bre el puen­te, la me­nor, im­pre­vis­ta­men­te, se apar­ta de su ma­dre, cru­zan­do un pe­que­ño por­tón ubi­ca­do en la ca­be­ce­ra del puen­te pa­ra se­guir al pa­dre”, aña­dió el si­tio in­for­ma­tivo.

Sin no­tar el pe­li­gro, Mi­le­na ca­yó a tra­vés de un hue­co an­te la mi­ra­da de sus pro­ge­ni­to­res. Des­de ese mo­men­to, se vi­vie­ron es­ce­nas de­ses­pe­ran­tes.
La ne­na de­sa­pa­re­ció de la su­per­fi­cie y co­men­zó la bús­que­da, que se ex­ten­dió a lo lar­go del dí­a. Pri­me­ro fue­ron vo­lun­ta­rios en em­bar­ca­cio­nes par­ti­cu­la­res, lue­go se su­ma­ron bom­be­ros de la Po­li­cí­a, con el des­plie­gue de bu­zos, y Bom­be­ros de Pa­ra­guay. Pe­ro, al cie­rre de es­ta edi­ción, se­guí­an sin ha­llar­la.

Au­to­ri­da­des ju­di­cia­les ini­cia­ron la in­ves­ti­ga­ción, con ór­de­nes de re­a­li­zar una por­me­no­ri­za­da ins­pec­ción acer­ca del es­ta­do de la es­truc­tu­ra y sus me­di­das de se­gu­ri­dad, pa­ra, así, de­ter­mi­nar res­pon­sa­bi­li­da­des. Los pa­pás de Mi­le­na re­ci­bie­ron con­ten­ción psi­co­ló­gi­ca an­te se­me­jan­te shock emo­cio­nal.

 

Te puede interesar