Aportes millonarios mitigan quita del subsidio al transporte en las provincias del NEA

REGIONALES 06 de enero de 2019 Por
Corrientes destinará unos $300 millones, Misiones ofreció $500 millones y Chaco fue más allá, estableció $1.000 millones. Formosa aún no llega a un acuerdo y no definió modalidad, más que el fondo compensador que desde la Nación se destinará a las provincias.
00-crucero-696x522

A Corrientes la Nación le prometió $120 millones de compensación para 2019 y el Gobierno provincial aportaría $300 millones. Pero la pérdida para Corrientes por la quita de subsidios es de $900 millones al año, a valores de noviembre 2018. Es decir que entre las compensaciones previstas (poco más de $300 millones) y las necesidades de financiamiento de los sistemas de transporte público de ciudades de Corrientes, hay una diferencia de $600 millones (66,6%) que seguramente será traslada al precio de los boletos (tarifazos) y precarización de los servicios.
A través de distintos instrumentos de auxilio, los gobernadores de la región buscan evitar que la quita del subsidio nacional impacte en las tarifas o la calidad del servicio del transporte público de pasajeros, un problema que ahora está en el terreno de las provincias. También de los municipios. Se lo transfirió el presidente Mauricio Macri en el diseño del Presupuesto Nacional 2019. Por eso, algunas jurisdicciones establecieron en sus presupuestos fondos específicos para cubrir parte de ese recorte de financiamiento: Muchas líneas del servicio de transporte público urbano municipal, suburbano y provincial están en grave riesgo como consecuencia de la eliminación de los subsidios al gasoil que dispuso el Gobierno nacional a partir de enero. Ante esta situación, las empresas aseguran que hay solamente dos caminos: un incremento de las tarifas y una compensación con fondos provinciales.
El primer camino es el que ya enfrentaron los distritos de Corrientes, Misiones y Chaco. Mientras que Formosa continúa analizando esa opción. En Misiones, desde el 1 de enero el transporte urbano de pasajeros de Posadas aumentó $5. De esta manera, el valor del pasaje es de $20 y por utilizar el servicio sin Sube habrá un recargo por penalización del 40%.
En Chaco, desde el 10 de enero el boleto urbano tendrá un valor de $15,96 tras una suba de 1,24 pesos, y el costo de esa tarifa desde el 1 de marzo alcanzará a $17.
En Corrientes la nueva tarifa es de $19, subió ocho pesos. Formosa desiste la idea de un aumento del boleto (por el momento). José Olmedo, Subsecretario de Transporte y Emergencia de la Municipalidad de Formosa, aseguró que “por ahora no se tocará la tarifa” del transporte urbano, llevando así tranquilidad a los miles de usuarios que desde que empezó el año tienen el temor de que la misma aumente y llegue a los $40 como vienen advirtiendo desde hace un tiempo con carteles colocados en las unidades que señalan que esto podría pasar por la quita del subsidio de la Nación. Uno de los factores, el golpe más duro, viene por el costo del combustible.
Hasta 2018 pagaban $10 por litro y desde este año deben pagar casi $40. Tres veces más caro.
Las empresas urbanas e interurbanas (menos de 60 km entre cabeceras) perdieron el 100% del subsidio nacional. Este año recibirán de la Nación el 20% de lo que llegó en 2018, siempre y cuando la Provincia cubra el 50%. La compensación totaliza el 70%. Con lo cual, los usuarios tendrán que cubrir con aumento de tarifas el resto del dinero que dejan de recibir las prestatarias.
Las empresas suburbanas están más complicadas porque no reciben la compensación de la Nación y sólo les llegaría, si la Provincia lo dispone, el 50% de ayuda estatal. Con lo cual el incremento en las tarifas es más alto.

Boletín de noticias