Olivera quiere que la ciudad tenga un horno crematorio

LOCALES 04/02/2019 Por
Si un proyecto del concejal Fabián Olivera consigue el apoyo de sus pares, la ciudad contará con un crematorio público y gratuito, cuya operatividad será completamente opcional, a instalarse en el cementerio San Antonio. En su iniciativa, estimó una inversión que orilla los tres millones de pesos la adquisición de los equipos adecuados.
51225882_306459196885435_6930226114904195072_n

“Teniendo en cuenta el crecimiento actual de la población de Formosa y el número de fallecimientos, y una alta aceptación de la idea, a partir de encuestas, considero muy necesario disponer de un crematorio público y gratuito a instalarse en el cementerio municipal de dicha ciudad”, planteó el legislador.
“La fundamentación de dicha propuesta radica en diferentes puntos a tener en cuenta: aumento progresivo de la población en general, lo que conlleva a un incremento de fallecimientos; reducción del espacio físico que se ocupa a la hora se seguir expandiendo los lugares de sepultura; y disminución de los costos que conllevan el mantenimiento de los cementerios”.
Pero, además, Olivera tuvo en cuenta la “disminución del costo de las familias en mantenimiento de panteones y/o impuestos municipales de dicho cementerio; rebaja de la contaminación ambiental que conlleva el acumulo de cuerpos en descomposición por años en un cementerio; y darle una alternativa a esas familias que no pueden costear dicho procedimiento por los costos del mismo”.
El legislador, que analiza postularse para la intendencia en las elecciones de este año, dijo que se torna necesario plantear una campaña de cremación de cuerpos depositado en el cementerio, los que llevan años sin ningún tipo de atención por parte de familiares o que ni si quiera presentan ya familiares con vida”.
En su proyecto, indicó que “la utilización del crematorio será de orden opcional por parte del de los familiares, ya sea por creencias religiosas o personales, y en caso de requerir sepultura tradicional se realizaría sin ningún tipo de problemas”.
Como parte de los estudios realizados para fundamentar el proyecto, Olivera aseguró que la adquisición, instalación y funcionamiento de un horno crematorio, para los fines que se persigue tiene un costo cercano a los tres millones de pesos.
“Se debe disponer, además, de la estructura edilicia para instalar el horno, de unos 50 metros cuadrados con piso de concreto reforzado, y una ventilación apropiada para los operarios”, describió, sin entrar en detalles.
“El sistema de mantenimiento y re calibración de los equipos opera cada 500 cremaciones o una vez al año”, acotó.
“El personal del mismo cementerio podrá ocuparse de este trabajo, para lo cual tendrá que ser capacitado, con lo cual no será contratar personal nuevo”, consideró.
Y cerró: “A la infraestructura habrá que agregarle la construcción de una capilla a fin de que los familiares puedan despedir a sus difuntos, atendiendo las tradiciones o las religiones de cada caso”.
“Hay un proyecto propuesto, el que, espero, pueda ser enriquecido para dotar a la comunidad de una infraestructura cada vez más utilizada en el mundo, a partir de sus altos efectos positivos”, valoró.
“Detrás del magnífico mural que se erige a la vera de 25 de Mayo, entre Padre Grotti y Pantaleón Gómez, se esconde una lamentable como indignante realidad: decenas de panteones derrumbados, ataúdes a la vista de todos, y un estado de desinterés y abandono generalizados, en medio seguramente de una inatendible conducta compartida entre la Municipalidad y los familiares de quienes fueron depositados en el cementerio céntrico”, advirtió.
“Claramente estamos en medio de un gran problema que debe ser debatido y, sobre todas las cosas, resuelto por las autoridades; de ahí que un horno crematorio puede contribuir en la erradicación de todas estas cuestiones”, apreció.

Te puede interesar