GILDO, EL OTRO INTENDENTE

LOCALES 16 de abril de 2019 Por
El Gobierno provincial anunció un paquete de obras comunitarias en los barrios Lisbel Rivira y Santa Rosa, mientras planea medidas similares para los próximos días en el 6 de Enero. Lo hizo sin consultar a la Comuna capitalina, asumiendo una clara posición partidaria para intentar instalar el mensaje prepotente y torpe que siempre tiró Insfran, como su exclusivo recurso estratégico.
casco-YPF

El vocero oficial, informó que el gobernador puso en marcha en el barrio Lisbel Rivira un importante paquete de obras de fuerte impacto social, como una veintena de calles enripiadas, desagües pluviales, sistema de alumbrado público, veredas comunitarias, plaza, polideportivo y campo de futbol iluminado.
Asumiendo como real la reacción vecinal, el comunicado dijo que “los vecinos recibieron eufóricos la serie de anuncios” que fue acompañado de un video ilustrando.
El ministro de Gobierno, Jorge González dirigió la agenda que arranco en el Lisbel Rivira, continúo en el Santa Rosa y cierra este miércoles en el 6 de Enero.
En este propósito varios estamentos del estado provincial realizan una amplia grilla de actividades integrales como gestiones de los DNI gratis a través de los equipos tecnológicos móviles del Registro Civil, asistencia de salud en diferentes especialidades y entrega de medicamentos, talleres sobre seguridad vial en escolares y charlas vinculadas a la lucha contra el narcomenudeo, generando conciencia sobre el flagelo social de las adicciones.
Gildo Insfran no consigue posicionarse en la capital, su nivel de adhesión está tan lejos, como las chances de dar vida a un candidato de fuste para pelearle el liderazgo social al intendente Jofré, con el que se muestra cercano, pero por atrás le hace todo tipo de tropelías para minar su capacidad y sus posibilidades reeleccionistas.
Torpe y extremadamente limitado para negociar, incluso dentro de su propio partido, el que maneja a su antojo, se muestra intolerante ante el crecimiento del líder de Valores Ciudadanos que dentro de dos meses disputará la intendencia, seguramente con Fabián Olivera, el postulante de Cambiemos.
Insfran se erige como una especie de intendente capitalino paralelo, y acude a fondos provinciales para armar un paquete de obras que como cualquier gobernador de provincia está en todo su derecho, y en todo su deber hacerlo; empero, el contexto exhibe rigurosamente el fondo de sus intenciones. Y lo expone como un funcionario celoso del crecimiento de un compañero, al que no ve como copartidario, sino como un peligro para la continuidad de su proyecto personal.
No es la primera vez, pero lo ocurrido en las últimas horas, confirmó la práctica que tuvo su pico concluyente con la construcción del imponente parque acuático en una de las barriadas más vulnerables de la ciudad.
También marca la idea de su territorio, a través de algunos organismos ejecutivos como el IPV o Vialidad.
“Jofré se enteró por los diarios de los anuncios; acá nadie consultó jamás nada, ni pidieron nuestra opinión sobre las prioridades o sobre eventuales planificaciones en esos mismos lugares”. La explicación le corresponde a un concejal muy cercano a Jofré que si bien quiso justificar las obras, no pudo disimular los efectos altamente nocivos que una conducta de este tipo tiene para el modelo que encarna el propio Insfran.

Boletín de noticias