La UCR local exigió el retorno del “Compre más, pague menos”

LOCALES 13 de septiembre de 2019 Por
Sugirió un máximo de 8 mil pesos por persona, manteniendo el 50% de devolución, como en 2017, cuando se facturaron más de 220 millones de pesos. Advirtió que el Estado formoseño cuenta con un enorme superávit para hacer frente, sin ningún inconveniente, a un beneficio de estas características.
201712180900384f1e8d15c9087143af33a137a1d3599b
Miles de estatales se volcaban a los comercios locales en 2017. En recuadro, Carbajal, que insiste con el regreso del programa.

El diputado provincial de Cambiemos, Ricardo Carbajal instó al Poder Ejecutivo Provincial, a que reactive el programa “Compre más, pague menos” destinado a todos los agentes de la administración pública, “como un importante paliativo para hacer frente a la actual crisis económica que envuelve al país y del que no escapa Formosa”.
“Se trata de un proyecto de declaración que presentara en mayo, pero pese a los persistentes intentos de conseguir un despacho, la iniciativa duerme el sueño eterno como todo lo que no tenga olor a Insfran”, contextualizó.
“Se trata de un esquema para poder acceder a productos alimenticios con tarjeta de débito con un 50% de reintegro para compras de hasta $ 8.000 por cliente y por día de promoción”, explicó.
Se insta a los intendentes y presidentes de las comisiones de fomento para que interesen a los comerciantes locales a que participen masivamente de este programa, con el propósito de beneficiar a sus empleados estatales”, agregó.
Entre agosto y diciembre de 2017, el Banco de Formosa en convenio con el Gobierno provincial y 144 comercios se desarrolló “Compre más, pague menos”, un programa que permitía el reintegro del 50% del valor de la compra de alimentos, básicamente, a quienes pagaran lo adquirido con la tarjeta de débito Maestro de la entidad financiera. Entonces el máximo autorizado para acceder al beneficio era de 3.000 pesos. Los resultados fueron altamente valorados por miles de empleados públicos que se volcaban masivamente a los locales comerciales para aprovechar la ventaja. Sin embargo, y pese a los insistentes pedidos para que el operativo regrese, la reedición no se produjo.
Al fundamentar su proyecto, el legislador radical dijo que “los beneficios que reportaron las experiencias llevadas a cabo en esta ciudad, con este programa fueron enormes”, valoró.
“Nosotros compartimos la necesidad de poner a disposición, de nuevo, de nuestros esforzados empleados estatales bancarizados y usuarios cautivos del Banco de Formosa esta acción del Estado formoseño que en su momento facilitó que cerca de 120.000 personas pudieran beneficiarse en casi 200 comercios en 30 localidades de toda la provincia, totalizando más de 220 millones de pesos en compras de alimentos”, significó.
“Ante las actuales circunstancias económicas que atraviesan los argentinos y en especial los formoseños, con los salarios más deprimidos de todo el país, es conveniente que la administración de Insfran, acuda en auxilio de los estatales, gastando una ínfima parte del superávit que dice tener el partido adalid de la justicia social que gobierna la provincia desde el advenimiento de la democracia”, planteó.
“Es imprescindible que programas como el citado, provengan del sector político que provengan, sean puestos en vigencia para los sectores más golpeados por la crisis, pero lejos de la especulación mezquina de aprovecharlos “solo en caso u oportunidad de contiendas electorales” como nos tiene acostumbrados esta administración Justicialista de Formosa”, amplió.
Carbajal dijo que la semana entrante volverá a insistir con sus pares para darle vida al programa, y recordó que varios empresarios del medio ya se expidieron sobre este tema, y dijeron estar muy de acuerdo con su regreso.

Boletín de noticias