Buryaile reclamo respuestas urgentes en materia de seguridad caminera

LOCALES 06/11/2015 Por
Dejó ver la posibilidad de “un escenario cómplice” entre autoridades nacionales o provinciales con grupos armados de sindicalistas de la región, como una manera de entender cómo pudieron trasladarse, de una provincia a otra, sin ser detenidos en los controles ruteros.
MONTAJE
Buryaile valoró la logistica local con la presencia de Macri, este martes.

El diputado nacional, Ricardo Buryaile adelantó en las últimas horas su decisión de presentar un pedido de informes “ante quien corresponda” para determinar el “grado de responsabilidad de los puestos ruteros, nacionales y provinciales”, que este miércoles posibilitaron que “personas fuertemente armadas se trasladen por el NEA sin ningún tipo de obstáculos.
El grave conflicto interno que vive la seccional local de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) derivó este miércoles en un enfrentamiento armado entre grupos que se disputan el liderazgo del gremio que nuclea a choferes de colectivos, cuando en la sede ubicada en Irigoyen al 1600, irrumpieron violentamente gremialistas fuertemente armados provenientes de provincias vecinas. El conflicto, dejó varios heridos graves y un número indeterminado de detenidos además de un prolongado paro en el servicio urbano de pasajeros.
“Esta semana visitaron Formosa los dos candidatos presidenciales y más allá de la estupenda logística estructurada en materia de seguridad y tránsito hacia ambos dirigentes de parte de los organismos oficiales dispuestos para la materia, lo que ocurrió este miércoles por la noche dejó al descubierto un delicado precedente”, delineó Buryaile al referenciar lo ocurrido con la visita de Mauricio Macri y Daniel Scioli.
“En medio de una ola de rumores y comentarios de todo tipo e inclusive, atendiendo los comunicados de la Policía provincial, hay poco margen para creer que no hubo connivencia desde los más altos niveles de la conducción institucional con lo que ocurrió en nuestra ciudad. Entre uno y dos colectivos ingresaron a nuestro territorio transportando decenas de personas provenientes de provincias vecinas y portando todo tipo de armas de fuego. Para ello debieron sortear varios controles camineros fijos a cargo de efectivos de la Gendarmería nacional y policiales provinciales”, describió.
“¿Acaso, no es parte del protocolo de seguridad revisar a cada una de estas unidades?, ¿no deben reforzarse los controles cuando en la zona están dos gobernadores y candidatos presidenciales?, ¿y los cuidados formales que hacen a los permisos que deben tener los colectivos y sus cargas para movilizarse entre cada provincia?”, se interrogó.
“Me cuesta mucho creer que esta gente pudo trasladó de una provincia a otra aprovechando la repercusión que generaba la presencia en Formosa del candidato presidencial por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli. Parece increíble suponer que los controles sencillamente miraron hacia otro lado al ver que se trataban de colectivos trasladando personas hacia Formosa para ver al postulante”, analizó.
“En medio de tantas conjeturas que necesariamente cualquier ciudadano se hace, estoy inclinado a suponer que se sabía el destino de los colectivos y había una orden para liberarles la carretera”, especuló.
“También me permito suponer que si por el mero hecho de permitir el paso de los adherentes a Scioli, estos puestos ruteros no estaban al mismo tiempo violando el propósito convencional de seguridad que tienen, al no controlar cada colectivo y su carga”, prosiguió.
“De una forma u otra, quedó en evidencia una gruesa desprolijidad, una marcada insolvencia en materia de seguridad de la que alguien deberá hacerse cargo”, advirtió.
“Como consecuencia de ello, varias personas resultaron heridas este miércoles en mi ciudad, la gente común se vio afectada por sus efectos y por espacios de varias horas una gran conmoción de apoderó los formoseños. Las autoridades provinciales debieron movilizar decenas de policías y muchas familias jamás se olvidarán de la angustia que padecieron porque sus hijos, maridos, familiares o amigos estuvieron involucrados en los sucesos locales”, amplió.
“Además, vivimos en una región donde el narcotráfico hace tiempo montó su carpa y pese a esta lacerante realidad que no escapa al vecino menos informado nos encontramos con que es posible trasladarse de una provincia a otra, en colectivos, con decenas de personas armadas y nadie se entera de nada, sino hasta que las consecuencias surgen, casi naturalmente”, reprochó.
“Considero que la ciudadanía merece explicaciones; por eso preparo un minucioso pedido de informes. Alguien debe hacerse cargo para corregir un escenario que jamás debe repetirse”, planteó Buryaile.

Te puede interesar