Sorprende el interés de Gialluca por la crisis que sacude a los bananeros de Formosa

LOCALES 19/11/2015 Por
Lo expresaron desde FAA, tras advertir que antes de la inusitada incursión del funcionario gildista miles de productores abandonaron la actividad, entre los que se encontraban más de 500 familias de bananeros.
not_7208_Bananales
Bananos afectados por el agua en el norte formoseño. En recuadro, Pánfilo Ayala.

El director regional de la Federación Agraria Argentina, Panfilo Ayala, se mostró sorprendido por el repentino interés que demostró el defensor del Pueblo, José Leonardo Gialluca, ante la crisis que afecta al sector.
La semana pasada, el funcionario inició actuaciones ante el Ministerio de Producción y Ambiente, la Secretaria de Agricultura y la Cancillería Argentina buscando que se limite el ingreso indiscriminado de bananas desde el exterior y se apliquen medidas fitosanitarias
“Después de 15 años, ausente, callado y desinteresado, nuestro defensor abandona su rol de protector oficial y se acuerda del problema que tenemos los bananeros”, ironizó Pánfilo Ayala.
“Nunca es tarde para empezar una gestión, pero la ausencia de apoyo y la inaptitud oficial generaron consecuencias: la desaparición de cientos de hectáreas, muy cercanas a las 100.000, y de miles de productores que dejaron la actividad, entre las que se encuentran más de 500 familias de bananeros”, planteó.
“Claro que nos hubiera gustado que se ocupe hace mucho y que el gobierno mismo lo haya hecho, encarando medidas de protección como el cupo a la banana extranjera en época de cosecha, compra publica, barrera fitosanitaria, planta procesadora para darle valor agregado entre otras cosas”, insistió.
“Se trata de reclamos que a gritos venimos pidiendo hace más de 15 años, mediante notas formales, proyectos y leyes que hemos presentado a todo tipo de funcionarios locales y nacionales y, en otros casos, a través de manifestaciones y movilizaciones”, amplió.
“No puedo identificar al Dr. Gialluca como un defensor del pueblo; en el caso de nuestros históricos reclamos este funcionario no enarboló las banderas que ahora sale a exhibir”, acusó.
Para el dirigente agrario, “este modelo nos llevó a este marco debido a funcionarios y punteros políticos que tratan de ocultar esta realidad que es inocultable. Este escenario nos generó una angustia que se mantiene hace muchos años, sin la seguridad productiva que requerimos y las reacciones del gobierno terminaron siendo, como lo dijimos varias veces, programas parches elaborados en oficinas que a la hora de aplicarlos a pocos kilómetros terminan siendo inviables. Y es normal que los efectos hayan sido estos: propuestas improvisadas que nunca tuvieron en cuenta al chacarero como un sujeto agrario que socialmente y productivamente espera otro modelo, donde seamos incluidos en todos los aspectos, especialmente, en aquellos que nos permita tener éxito en la cosecha”, parafraseó.
“Imperiosamente necesitamos un modelo inclusivo de dialogo amplio, donde nuestros numerosos e históricos reclamos y propuestas sean tenidos en cuentas. No sirve el dialogo cuando el gobierno mediante su poder político termina haciendo lo que se le antoja. Perjudica a los productores y a la producción la constante actitud de manoseo al distribuir la asistencia a los pequeños productores; el humilde chacarero necesita otras actitudes”, remarcó.
“Esperamos un cambio de modelo en las políticas públicas que deben ser diferenciadas para los pequeños y medianos productores, un modelo donde no desaparezca más ni un solo agricultor, los pueblos vuelvan a desarrollarse con la actividad primaria y ninguna familia vuelva a desintegrarse por estos motivos. Donde tampoco ningún joven deje su pueblo y su familia por falta de seguridad productiva y el buen precio de sus productos a la hora de la comercialización. Los pequeños productores necesitamos una reparación histórica por la cual vamos a seguir luchando y reclamando ante cualquiera de los dos candidatos que llegue en el gobierno”, insistió el dirigente de FAA.

Te puede interesar