Policías impidieron el acceso de empleados del Ministerio de la Comunidad a sus oficinas

LOCALES 11/12/2015 Por
Fue esta mañana y el trance quedo resuelto luego de que algunos trabajadores hicieran entender a los uniformados que debían ingresar a sus lugares de empleo. “Es una orden del ministro de Gobierno”, espetó un oficial que participaba del operativo.
116
Decenas de empleados del Ministerio de la Comunidad se encontraron esta mañana con que las oficinas que habitualmente utilizan para sus actividades laborales estaban virtualmente valladas por decenas de policías que impedían cualquier posibilidad de acceder al edificio de Paraguay, casi San Martín.
Rápidamente la zona se encontró abarrotada de empleados públicos, personas que concurren a efectuar sus trámites, entre los cuales se cuentan el retiro de mercaderías de primera necesidad y los propios efectivos. Varios móviles policiales y el vecindario entre preocupado y expectante, terminaban por darle un matiz infrecuente al lugar.
Un empleado contó que uno de los oficiales explicó que se apostaron en la zona “por orden del ministro de Gobierno Jorge González” y que la prioridad era “no dejar entrar a nadie al edificio donde se encuentran las oficinas ministeriales y el despacho del ministro Telesforo Villalba”.
El mismo trabajador contó que le explicó al policía las consecuencias de impedir la entrada de los empleados, y de las personas que “vienen de muy lejos, familias humildes y con necesidades elementales”.
Un llamado telefónico del uniformado terminó por desatar la crisis y el área retomó su normalidad, aunque muchos policías permanecen vigilando la zona.
Para las próximas horas se espera el alejamiento del cargo de ministro de Villalba, quien será reemplazado por Aníbal Gómez, aunque la especie no fue confirmada ni desmentida oficialmente.
Lo ocurrido despertó el malestar de muchos empleados públicos, algunos de los cuales cargaron contra González, aunque muchos reprocharon a Gómez, recordando “un pasado en la función pública, cargado de prepotencia y escaso interés por los problemas que le planteaban los vecinos”.
Decenas de empleados del Ministerio de la Comunidad permanecen en este momento fuera de las oficinas, preocupados por el futuro laboral a partir de lo ocurrido esta mañana y cargando el enojo contra las principales autoridades provinciales.

Te puede interesar