Optimismo y cautela en el campo formoseño con las nuevas autoridades

LOCALES 15/12/2015 Por
El director regional de la Federación Agraria Argentina (FAA), Pánfilo Ayala se mostró entre cauto y entusiasmado por el nuevo escenario nacional que se abre para el área donde se desarrolla sus actividades gremiales. “Estamos esperanzados con un cambio que genere la necesaria reactivación que precisa el campo y toda su gente”, planteó.
panfilo ayala2
Pánfilo Ayala.
Ante un centenar de productores, sobre todo bananeros, el dirigente fue el principal orador de un almuerzo servido en una chacra de Villa Lucero, en el norte provincial, organizado por la filiar Laguna Naineck de FAA para despedir el año.
“Todo no podía seguir tan mal como estábamos. Se abre una esperanza, hay un clima de mucha expectación con las nuevas autoridades, sobre todo con la presencia de Ricardo Buryaile en el gabinete del presidente Mauricio Macri”, dijo.
“Las mentiras de las autoridades provinciales fueron una constante en los últimos años, sus funcionarios se limitaron a fomentar el divisionismo y el ninguneo como una exclusiva fórmula para privilegiar intereses políticos por encima de las necesidades, siempre muy elementales, de los trabajadores del campo”, reprochó en medio de un ruidoso aplauso.
“Todos sabemos que existe una larga lista de incumplimientos oficiales que dejó como saldo la desaparición de cientos de productores, el empobrecimiento de otros tantos y el engrosamiento de esa primera franja”, graficó.
“Como organización centenaria estamos creciendo a pasos agigantados en Formosa, cada vez somos más y estamos ampliando las estructuras representativas, dando vida a las áreas juveniles y de las mujeres del campo”, reveló mientras exhibía en una de sus manos un paquete de tarjetas para los nuevos federados de Formosa.
“Necesitamos un golpe de timón urgente y consideramos que están dadas las condiciones para que ello ocurra; las nuevas autoridades tienen un conocimiento concreto y acabado de lo que ocurre y también de como abandonar este estado de cosas”, aseguró.
“Somos miembros de una organización que no está dispuesta a abandonar su historia, sus objetivos de lucha y su bandera en defensa de los pequeños productores”, confesó.
“No dudaremos en regresar a las rutas ni a los micrófonos o a los diarios si la miseria y el hambre persisten en los campos formoseños; la dignidad y la vergüenza ante todo”, advirtió.
“Creemos firmemente en que el cambio está sobrevolando nuestros campos y con el él despegue que como trabajadores, formoseños y seres humanos nos merecemos”, auguró, renovando la aprobación de los presentes.
“Los hombres de campo nacimos para trabajar en nuestras tierras, ver crecer a nuestros hijos y nietos, esperando ser enterrados ahí mismo; jamás aceptaremos que por falta de oportunidades laborales debemos abandonar el terruño, como está ocurriendo en estos últimos años”, cerró Ayala.


Te puede interesar