Una ciudad sin autoridades

LOCALES 18/02/2016 Por
El escape de amoniaco en la planta de Coca Cola confirmó el estado de indefensión del vecindario de la capital provincial. El hecho se dio justo cuando las principales autoridades provinciales y municipales gestionan ante el presidente Mauricio Macri algún tipo de beneficio, tras el cierre de la chequera a la que tenían un acceso directo y discrecional hasta antes del 10 de diciembre.
20160218071943acff79e45ecde0bf39b265f0b4f2f684
Entre las 8 y 9, se produjo una fuga de amoníaco en el interior de la planta de Formosa Refrescos (Coca-Cola) ubicada sobre la 9 de Julio. La falla se centró en el área que da a Sarmiento y Av. González Lelong.
Debió interrumpirse el tránsito, mientras personal de la empresa y bomberos neutralizaron en escape.
El director del Hospital Central, Víctor Cambra, confirmó que once personas fueron trasladas por el SIPEC hasta el centro de salud con síntomas de "intoxicación leve". Destacó que tres vecinos fueron trasladas por familiares a sanatorios, pero después del medio día regresaron a sus hogares.
Mientras tanto, la firma confirmó el escape de amoniaco superior a la dosis recomendada, por lo que implementó de manera preventiva el protocolo establecido para estos casos, controlándose la situación rápidamente.
El incidente rápidamente recreo las denuncias que cíclicamente sobrevuelan el escenario político aldeano, cuando preocupados legisladores reclaman la urgente reubicación de la firma, enclavada en pleno centro de la ciudad.
Salvo el mediático defensor del Pueblo que sólo cabalga sobre el caballo más brillante del día, ningún representante gubernamental alzó una mano para recordar su rol de representante del pueblo y reprochar el desliz empresarial.
Fue una circunstancia apropiada para que Darío Di Martino, inaugure su cargo de presidente del Concejo Deliberante, desde un discurso que lo coloque en la picota de la consideración formoseña. Con el gobernador Insfran y el intendente Jofre fuera de la ciudad, el dirigente de Valores Ciudadanos no mostró muñeca política para administrar el suceso convenientemente. Pero, como en política nada ocurre inocentemente, no sería extraño que la conducta finalmente ofrecida por el empresario haya tenido que ver mucho más con un “no te metas” que con el protagonismo y el compromiso que frecuentemente exigen los vecinos de la ciudad.

Te puede interesar