Pobladores de Palo Santo resisten la embestida del agua que ingresa a los hogares

LOCALES 20/02/2016 Por
Equipos viales y obreros municipales trabajan contra reloj, profundizando correderas taponadas naturalmente, para reencausar las aguas que, desbordadas, ingresan a diferentes áreas del pueblo. Galería de fotos.
Ver galería 053
1 / 6 - El intendente de Palo Santo, se puso al frente de los trabajos de auxilio de su pueblo.

Muchos barrios de Palo Santo permanecen anegados, tras desbordar en las últimas horas, una red de pequeños esteros existentes en los alrededores. Los barrios Parque Industrial y San Blas y decenas de precarias viviendas ubicadas a la vera de la ruta nacional 81 que atraviesa el frente del pueblo son los más afectados.
El intendente municipal Raúl D´Zakich, ataviado con un ordinario impermeable negro que le bajaba desde la cabeza, se puso al frente de los trabajos de emergencia, procurando detener el avance, torrentoso, sobre todo, del estero Culag, además de otros espejos de agua adyacentes.
“Empresas constructoras establecidas en el pueblo nos facilitaron algunas máquinas viales y la idea es reencausar todo este caudal, de modo de evitar que siga ingresando al pueblo”, describió el funcionario, rodeado del concejal Luis Cabrera y empleados comunales.
El rostro de preocupación del jefe comunal era un signo, inconfundible, de la gravedad del escenario.
Alrededor de cuarenta familias permanecen evacuadas oficialmente en Palo Santo; habitan lugares adecuados por el Municipio, desde hace varias semanas, cuando, al igual que ahora, fuertes lluvias atacaron el pueblo, inundando sus casas.
“Ese número crecerá ahora; por lo que estimamos que superaremos las 60 familias”, sostuvo el chofer de un tractor que con su acoplado trasladaba a varias personas y una parte de sus pertenencias.
El casco céntrico sólo da muestras de los efectos de las fuertes lluvias de las últimas horas, pero en los alrededores el marco es distinto: muchas viviendas quedaron aisladas y algunos sus moradores intentan permanecer en ellas, pese a las terribles condiciones.
Ana Castillo, una conocida y activa docente del pueblo, encabeza una campaña solidaria que busca el aporte de los vecinos en auxilio de quienes han sido alcanzados por las aguas.
“Necesitamos ayuda de todos; este es un momento delicado que afecta a los sectores más vulnerables, más indefensos, con menos recursos”, describió el dirigente político Miguel Diarte, quien desde hace varias semanas gestiona, con escasa suerte, una asistencia integral.
“La de ahora es la profundización de una emergencia que vienen padeciendo muchas familias desde hace tiempo; siempre por las lluvias”, recordó.
Colonias vecinas como Estero Patiño, Estero Cora y Kilómetro 2, donde la actividad ladrillera es muy importante, también están siendo afectadas por el fenómeno.

Te puede interesar