Preocupa a Olivera el escenario hídrico que se vaticina para julio

LOCALES 05/03/2016 Por
Dijo que no hay suficiente información oficial sobre el fenómeno que se avecina y reprochó la falta de respuestas de los niveles oficiales, tras los últimos anegamientos. “Es como si se negaran a aprender de las experiencias”, consideró.
12822151_1025835277480154_163982995_n

El concejal Fabián Olivera reclamó a las autoridades provinciales y municipales “responsabilidad y previsibilidad” ante la arremetida del río Paraguay que se pronostica para mediado de año y pidió “ser inteligentes, aprendiendo de lo que hemos vivido en todos estos últimos meses, para no repetir las mismas malas experiencias”.
“Nadie ignora lo que ocurre en la ciudad cuando llueve mucho, tampoco los efectos del desborde del río que nos circunda y los riachos que alimenta en su paso: cientos de familias deben ser inmediatamente evacuadas, otras se auto-refugian y las demás deciden permanecer en sus hogares, a la espera de que las aguas desciendan”, contextualizó.
“En todos los últimos casos, las inundaciones expusieron con brutal crueldad el desamparo y la precariedad con que transcurre la vida de cientos de familias en Formosa”, destacó.
“De nuevo, el río comenzó un proceso de crecida en puertos ubicados más arriba. El 5 de enero alcanzó su pico máximo de 9,85 metros, es decir que trepó 1.35 metros por encima de la etapa de evacuación, mientras que para julio se vaticina una cifra superior a los 10.73 que es el registro de 1983, manteniendo a la ciudad de en el peor de los caos: las escuelas, transformadas en centros de evacuados, las clases suspendidas, los servicios básicos prestados con deficiencia, supermercados desabastecidos, comercios que cerraban, productores que perdían todo, y más de 10.000 formoseños que decidieron irse de una provincia que, de pronto, les daba miedo”, historió.
“Lo que hoy sabemos es que el gobierno formoseño continúa con los trabajos de levantamiento de la cota de altura del río en la ribera formoseña como así también la creación de módulos habitacionales para las casi 5.000 personas que todavía se encuentran alojadas en los centros de evacuados de la ex “Textil” y el Regimiento de Monte 29”, planteó.
“La semana pasada, el director de la Dirección de Meteorología e Hidrología de Paraguay, Julián Báez, dijo que "hay que prepararse para el peor escenario".
”Las lluvias que se esperan hasta julio y los picos de crecida de las aguas serían diez veces mayores que las de la última inundación por el desborde de los ríos Paraná, Paraguay -con sus afluentes- y Uruguay. Esta emergencia afectó a unas 16.190 personas en cinco provincias de las más golpeadas por el dengue”, dijo al traer más elementos que justifiquen su preocupación.
“Ahora, los especialistas consideran que las próximas inundaciones podrían ser peores que las de 1983, con 130.000 evacuados”, remarcó y destacó que “la proyección forma parte de un informe del equipo técnico de la Secretaría de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes del Ministerio de Seguridad de la Nación, que se presentó a fines del mes pasado en el marco de la primera reunión del gabinete nacional del Sistema Federal de Emergencias (Sifem) desde su creación, hace 17 años”, añadió tomando como referencia un informe elaborado por el diario La Nación.

Te puede interesar