“La opción por los pobres sigue siendo la principal bandera”, defendió Joga

LOCALES 13/03/2016 Por
Reclamó capacidad colectiva para superar las diferencias y avanzar hacia proyectos comunes, donde “el objetivo primordial debe ser la patria”. Aseguró que, finalmente, “Formosa cruzó el Bermejo”, rescatando un viejo adagio que muchas veces lo puso al frente de la escena política.
joga
El exgobernador Vicente Joga, advirtió que “la sociedad de consumo es la gran enemiga que debemos derrotar” y planteó que “la opción por los pobres sigue siendo nuestra principal bandera”, en referencia al espacio político que integra.
El reconocido dirigente del justicialismo formoseño fue agasajado por un grupo de amigos en los salones de La Cascada, al celebrarse un nuevo aniversario de su cumpleaños. Asado servido por los anfitriones y bebida a cargo de los asistentes volvieron a formar parte del tradicional convite que arma una extraña mezcla, donde la fraternidad consigue derrotar, completamente, las diferencias políticas de los presentes.
Luciendo una glamorosa camisa lila, fue recibido por un estruendoso aplauso y una pegadiza canción de Cacho Castaña que fue coreada por la mayoría, mientras saludaba con un apretón de manos o besos, a cada uno de los asistentes. Después se acomodó liderando una larga mesa que fue compartida por la diputada nacional Lucy Dure; los diputados provinciales Osvaldo Zarate, Robustiano Saliva y Ricardo Carbajal; el delegado local de la Secretaria de Agricultura Familiar del Ministerio de Agroindustria, Raúl de la Tabla; Ismael Rojas, integrante de APDH Formosa; Miguel Ríos, referente local de la Corriente Clasista y Combativa; exlegisladores provinciales y nacionales; dirigentes políticos y sociales e invitados especiales.
Poco antes de cortarse la tradicional torta, Joga tomó el micrófono:
“Todas las veces que los argentinos nos enfrentamos no nos fue bien; tenemos que tratar de convencer a las nuevas generaciones de que la cultura de lo hipócrita, que es: ´no sé lo que quiero pero la quiero ahora´, no sirve”, remarcó y enseguida acudió a su trayectoria: “Siempre tuve convicciones y siempre luché por lo que creía, equivocado o no; pienso morirme de la misma forma”.
Y siguió: “Cuando uno cumple más de medio siglo, fundamentalmente en la actividad política - empecé de muy joven - puede definir con claridad el camino utilizado; hay una sola cosa que no hice mal, las demás tal vez casi todas: siempre tuve convicciones y siempre luché por lo que creía, equivocado o no; pienso morirme de la misma forma”.
“Perón hablaba de una categoría de personas a la que definía como `logreros´, que son los que andan en política tratando de lograr algo; nunca fue eso lo que me llevo a mí a la más noble de las ciencias y el más noble de los artes que es la política”, amplió.

ESCENARIO NACIONAL
Le dedicó un tiempo específico a la situación actual del país: “Este es un momento muy difícil de la Argentina; tenemos que ser capaces los argentinos, alguna vez, de unirnos, más allá de las diferencias que tengamos que son legítimas; cada uno tiene el derecho de pelear por lo que cree pero poniendo por encima de todo a la patria”, evaluó.
“Todas las veces que los argentinos nos enfrentamos no nos fue bien, tenemos que tratar de convencer a las nuevas generaciones de que la cultura de lo hipócrita que es ´no sé lo que quiero pero la quiero` ahora no sirve. La sociedad de consumo es la gran enemiga que debemos derrotar y que la opción por los pobres sigue siendo nuestra principal bandera”, enfatizó.
“Por eso cuando miro para atrás sé que siempre hice lo que pude para los que menos tenían, a veces lo logré y otras no; de cualquier manera muy pocos políticos se dan este lujo que yo me doy esta noche: en esta mesa están sentadas distintas expresiones que van desde el viejo tronco radical, hombres que vienen del Partido Intransigente, otros del MID y otros que siguen siendo de la Unión Cívica Radical; tenemos gente que pertenece a la Izquierda, desde la Corriente Clasista y Combativa hasta gente del Socialismo, representada por la diputada nacional como mi amiga Lucila Duré”, apreció, desatando un sonoro aplauso.
“Estoy convencido de que la unión nacional también pasa por nuestra patria chica, lo que significa que tenemos que ser capaces, más allá de nuestras diferencias, poner la actitud para pelear por lo que más nos conviene. Alguna vez dije que hay que cruzar el Bermejo….me dieron para que tenga y guarde….creo que comunique mal y entendieron peor: hoy veo que Martin Hernández forma parte del Consejo de la Magistratura en el orden nacional; tenemos el primer caso de un ministro de un gabinete nacional como es el caso de Ricardo Buryaile que conduce el Ministerio de Agroindustria; Luis Naidenoff presidiendo la Comisión de Decretos de Necesidad y Urgencia y, ahora, a la primera diputada nacional socialista. Bueno… eso es cruzar el Bermejo, porque los pueblos no valen por su cantidad de habitantes, valen por su calidad de dirigentes”, explicó.
Al cerrar su alocución que duró menos de 7 minutos, el exgobernador planteó que “la opción por los más humildes sigue siendo la misma, creo en la democracia, en la república, en la convivencia de los argentinos y por sobre todas las cosas en la patria”.

Te puede interesar