Campesinos indignados porque no cobran los subsidios de la emergencia

LOCALES 22/03/2016 Por
Anticipan una pérdida del 80 por ciento de sus plantaciones. Dudan sobre una real toma de conciencia institucional de lo que están viviendo. Advierten una demora “inentendible” en el cumplimiento de la resolución que estableció el desastre agropecuario.
index.356
Pánfilo Ayala.
El director nacional de la Federación Agraria Argentina, Pánfilo Ayala, se mostró “muy preocupado por el retraso” que existe para efectivizar los alcances de la resolución 21/2016 que declaró el estado de desastre y/o emergencia agropecuaria en la provincia de Formosa por el plazo de seis meses.
A fines de enero la provincia de Formosa había declarado zona de desastre agropecuario para los cultivos afectados por exceso de precipitaciones, así como la emergencia agropecuaria en el sector ganadero por desbordes del río Paraguay y sus afluentes, y el exceso de precipitaciones.
“En el caso de la banana estamos notando los daños reales y no creo equivocarme por mucho margen si adelanto que las pérdidas en este sector serian muy cercana al el 80 por ciento”, vaticinó Ayala, en contacto con este medio, luego de recorrer nuevamente las zonas afectadas, en inmediaciones de Laguna Naineck.
“La información que tenemos es que El Gobierno provincial envió toda la documentación hace varias semanas, por lo cual no entendemos porque Nación retrasa el envío de la ayuda económica requerido oportunamente por las autoridades provinciales. Los funcionarios deben entender que los afectados representan socialmente al sector más vulnerable: entre los productores de mandioca y batata el 90 por ciento sus cultivos rondan en chacras de entre una y tres hectáreas y, en el caso, de los bananeros de 1 a 5, en su gran mayoría. Son familias que viven de su producción y han sido afectadas por grandes lluvias en diferentes períodos del año pasado y también en los últimos meses; sus tierras y sus plantaciones fueron arrasadas”, contextualizó el dirigente.
“Es como que la burocracia le está ganando la pulseada a una realidad que angustia y frustra, pero que también le está retaceando el futuro de cientos de familias, donde hay jóvenes y niños que necesitan creer en un futuro laboral anclado al campo y en la presencia de sus autoridades cuando ocurren fenómenos como el que últimamente se abatió sobre todo el noreste de Formosa”, consideró.
“Esperábamos que se podría haber dado el anuncio del desembolso en momento de la presencia del ministro de Agroindustria en la ciudad de Clorinda, pero nada de eso ocurrió; estamos muy preocupados, el cuadro es desesperante y quienes deben dar las respuestas no se muestran a la altura de los hechos. Estamos en plena ejecución de este nuevo gobierno y no estamos entendiendo porque siguen con discursos de campaña”, criticó.
El 23 de febrero, el Gobierno nacional declaró el estado de desastre y/o emergencia agropecuaria en la provincia de Formosa, para las explotaciones agrícolas y ganaderas afectadas por las lluvias e inundaciones de los últimos meses. Así lo dispuso el Ministerio de Agroindustria de la Nación en su resolución 21/2016, publicada en el Boletín Oficial.
La medida comprende los cultivos de mandioca, batata, hortalizas de producción bajo cubierta, bananas y algodón, desde el 1 de enero de 2016 al 30 de junio de 2016, de las explotaciones rurales afectadas por exceso de precipitaciones ocurridas durante los meses de noviembre de 2015 a enero de 2016, en los departamentos Pilcomayo y Pilagás y las localidades de San Martín II y General Manuel Belgrano.
Formosa se sumó así a las provincias de La Rioja, Corrientes, Santa Fe, Chaco, Córdoba y Entre Ríos, que la semana pasada también fueron declaradas en estado de emergencia o desastre agropecuario por inundaciones y otras adversidades climáticas.

Te puede interesar