Insfrán manda a sus senadores a rechazar el acuerdo con los holdouts

LOCALES 22 de marzo de 2016 Por
El gobernador de Formosa se desmarcó de sus pares y envió a sus dos senadores a votar en contra del acuerdo con los holdouts en el Senado, con la esperanza de sumar puntos para ser parte del núcleo duro de la próxima conducción del Partido Justicialista, que elige autoridades el 8 de mayo.
56f0a9c62d140_660_360!

Gildo Insfrán quiere aprovechar la actual parálisis en la que está sumergido el proceso para definir las nuevas autoridades del PJ, entre la candidatura del sanjuanino José Luis Gioja que no logra convertirse en la prenda de unidad que quisiera y la limitada representatividad del kirchnerismo camporista que propone al chaqueño Jorge Capitanich.
El desfile de gobernadores de la semana pasada por el Senado apoyando el acuerdo con los holdouts descargó la presión sobre los senadores y ahora ninguno quiere quedar expuestos a votar en contra de sus provincias.
Furioso por el parate de la obra pública en su provincia y dispuesto a capitalizar el tema políticamente para posicionarse en la pelea por el PJ, Insfrán ordenó a sus senadores votar contra el acuerdo.
Fue un golpe bajo al núcleo duro kirchnerista, que sólo reunió quince senadores dispuestos a rechazar el acuerdo con los buitres en la sesión del miércoles 30. Está lejos de imponer su idea de devolverlo a Diputados para que allí lo ratifiquen con dos tercios.
Pero esta mayoría tiene sus fisuras. Los gobernadores Alicia Kirchner y ahora Gildo Insfrán están dispuestos a rechazar el acuerdo. El formoseño dio una primera señal al faltar el viernes al senado, pero ordenó a sus senadores Graciela De la Rosa y José Mayans votar en contra del acuerdo, salvo que se acepten modificaciones, o sea, la misma postura que los kirchneristas.
Insfrán había sido hace dos semanas el anfitrión de una cumbre en un hotel del barrio de Congreso, revelada por LPO, con Miguel Angel Pichetto, Alicia Kirchner, José Luis Gioja y el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, que contó con la presencia estelar de Máximo Kirchner que traía un mensaje de su mamá: Rechazar el acuerdo.
Ahora, furioso por el parate de obras públicas y la suba de tarifas eléctricas, Insfrán decidió apostar a sostener poder en el PJ, donde aún es presidente del Congreso partidario y ordenó a sus senadores rechazar el acuerdo.
Nunca dejará de ser tomado en cuenta por la liga de gobernadores y si a eso le agrega una simpatía del krichnerismo duro, cotizará para una lista de unidad o tal vez para presidir el partido en lugar del eterno candidato José Luis Gioja, cuyos senadores hasta ahora avalarán el acuerdo con los holdouts, como exigió el gobernador Sergio Uñac, desafiando abiertamente la instrucción del cristinismo.
Los otros senadores del FpV que votarán en contra son el sanjuanino Ruperto Godoy, los chaqueños María Pilatti y Eduardo Aguilar, la tucumana Beatriz Mirkin, el neuquino Marcelo Fuentes, las santacruceñas María Ester Labado y Virginia García; la santafesina María Sacnun, el puntano Daniel Pérsico, la mendocina Anabel Fernández Sagasti y las riojanas Teresa Luna e Hilda Aguirre.
Los senadores peronistas Abel Medina, Alperovich y Pichetto.
En el Senado hay 72 bancas y del resto de la oposición sólo Fernando “Pino” Solanas y los puntaos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso pusieron objeciones, un vuelco del FpV a favor puede derivar en un festejo aplastante de Cambiemos.
Por eso mañana algunos senadores del FpV que no están identificados entre los cristinistas estudian emitir mañana un emitir un dictamen aparte en el plenario de comisiones, llevar una tercera postura al recinto y evitar que el triunfo de Macri sea menos apabullante.
Uno de los que apuesta a una postura intermedia es Juan Manuel Abal Medina, presidente de la Comisión de Presupuesto.
Si bien se muestra cercano a la conducción de Miguel Pichetto, no tiene un gobernador cague sobre sus espaldas, condición que comparte con varios pares, como los chubutenses Nancy González y Juan País; los jujeños Liliana Fellner y Walter Barrionuevo; María Laura Leguizamón y Carlos Espínola, entre otros.
Son los que pueden diferenciarse de unos y otros y evitar que Macri se crea dueño del Senado.

Boletín de noticias