Malestar en Laishí por el abandono del edificio del juzgado de Paz

LOCALES 29/03/2016 Por
Lo manifiestan vecinos del pueblo y hasta empleados de la repartición. Advierten que el estado del local no se apoya en elementales valores de limpieza, decoro y seguridad que debe sostener el servicio de justicia provincial.
094

Pobladores de Mision Laishí coincidieron al advertir el estado de abandono que de un tiempo a esta parte presenta el edificio donde funciona el juzgado de Paz de Menor Cuantía del pueblo.
Las paredes completamente despintadas, con claras muestras de un paulatino desprendimiento del revoque externo y gruesas rajaduras en su estructura superior, exhiben al viejo local casi como deshabitado o condenado a la destrucción por efecto del tiempo mismo.
Unas 40 personas asisten diariamente al juzgado, aparentemente propiedad del Poder Judicial provincial, a diligenciar distintas documentaciones que son atendidas por la jueza Amalia Aguado, a quien secundan un empleado administrativo y un ordenanza.
“Varias veces observé, durante los días de lluvias, como las paredes chorrean porque filtran los techos; además todo es viejo ahí; por más que se note la limpieza, lo demás no puede remediarse”, describió una mujer del pueblo.
“No sé qué pasa con el Gobierno de la provincia que no se ocupa de este juzgado. El edificio de la Comisaría luce impecable; por ahí yo esperaba que para el cumpleaños del pueblo se le limpie la cara por lo menos para que los empleados judiciales no trabajen en un lugar tan feo, pero nada pasó”, sostuvo un empleado municipal.
“Uno habla con la jueza o los empleados y dicen que piden los arreglos pero que todavía no hay respuestas; supongo que ellos también están incómodos así”, ilustró la misma fuente.

Te puede interesar