Confirman brutal ataque, a conocida familia, en busca de dinero "del narcotrafico"

LOCALES 06/04/2016 Por
La información dada por este medio fue ratificada por el exmarido de la mujer golpeada, quien además reveló detalles escabrosos de lo ocurrido y puso sobre el tapete aspectos del mundo oscuro del narcotráfico y la inseguridad locales.
003
Mirtha Pereira y su hija, Ingrid Baldus, que esa noche se encontraba en la residencia de Villa La Pilar.

En la madrugada del sábado 27 de marzo, fuertemente armado, un grupo de seis individuos logró colarse al interior de un ostentoso chalet perteneciente a Mirtha Pereira, donde redujo a los jóvenes que dormían en distintas habitaciones, tras lo cual reclamaron con inusitada vehemencia el pago de una supuesta deuda a la propietaria del lugar.
En las horas siguientes, todo se mantuvo en el más riguroso anonimato, pero el vecindario se vio conmocionado por los gritos y el pedido de ayuda posterior de los habitantes de la vivienda. De ahí surgieron los datos que apoyaron la construcción del texto periodístico brindado, en forma exclusiva por este medio.
La Mañana publicó este miércoles, en un espacio contratado, la versión que puede identificarse como oficial, de lo ocurrido ese día, relatado por Gert Erik baldus, padre de una joven residente en ese lugar y exespoco de Mirta Pereira, quien fuera severamente golpeada.
El texto es el que sigue:

El domingo 12/03 fue saqueada la casa de mis hijos en Laguna Naineck.
El sábado 19/03 fue baleada la camioneta de mi hijo en Formosa.
El sábado 26/03 ¡Bueno, fue el ataque comando macabro! Seis personas, algunas con tonada centroamericana, ingresaron a la casa de la madre de mis hijos (Mirtha Pereira), donde se encontraban la dueña, mi hija y tres parientes de Asunción, Paraguay; con muchísimas experiencias anularon el portón eléctrico y sacaron sin romper un blindex, ingresaron a la casa, a las 3 hs. del sábado, y fueron dos por dormitorios, donde despiertan a mi familia apretando el arma en el cuello.
Señores, comienza el peor calvario de las víctimas. Los sicarios, con traje negro (de neoprene) y luz al hablar en la boca, y a los golpes, cortaron sábanas y los ataron las manos atrás y los pies juntos, poniéndole en la cabeza fundas de las almohadas, y comenzaron a operar. A la dueña de la casa, le mostraron el bolso, con el cual llevarían los dólares de la transacción de droga que se hizo en la Torre del Río (?), que según ellos habían recibido, y la víctima negó el pedido. La empezaron a golpear rompiéndole la cabeza en varias partes, introduciéndole la cabeza en el inodoro tirando el agua y golpeándola en todo el cuerpo para que entregara dichos dólares; otros, con mi hija haciendo algo similar, le piden el dinero que tenían en la casa, y le muestra donde estaba la cartera, de donde sacaron efectivo (aproximadamente $ 60.000) y vales de su estación de servicios de Naineck, que los rompen y le introducen en la boca expresando: "estos vales repartidos en la Provincia empobrecieron más a la gente", confundiéndola con un familiar, QUE SI TIENE NEGOCIOS CON EL GOBIERNO CON OCHO ESTACIONES DE SERVICIOS.
Mientras tanto seguían los golpes para los cinco miembros de la casa, cargando todo lo que veían de valor: celular, joyas, pesos, guaraníes y dólares de los familiares extranjeros. Se completaron dos horas de sufrimiento, durante las cuales expresa mi hija que pedía a gritos que la mataran, lo llamaba a su hermano fallecido, que la llevara. Luego de muchas situaciones, expresiones y amenazas, los introdujeron en un baño, a todos como estaban, llevándolos. Los sicarios se bañaron en otro baño, se vistieron con ropas de la casa, cenaron, tomaron cerveza/vino y comieron luego en el jardín roscas de pascuas, para retirarse con la mayor tranquilidad de quien sale de su casa. Las víctimas esperaron en el baño una hora mientras se desataban uno a otros, y sale uno de ellos por un ventiluz, asegurándose que se retiraron, siendo las 06.00 hs. aproximadamente de la mañana.
Sin lugar a dudas, SE MANEJARON CON JEFES DE MUCHO PODER, por la impunidad demostrada, con jefes de mucho dinero para el nivel de los agresores (orden de no matar), pero entiendo que ésta será la pregunta de muchos. EL CAMINO DE LA DROGA EN LA PROVINCIA LO CONOCE EL PAIS; Y LA EXCLUSIVIDAD EN LA VENTA DE COMBUSTIBLES ES CONOCIDA TAMBIEN EN LA PROVINCIA.
Formoseños, somos del interior, familia clase media; no tenemos relación alguna con familiares de Formosa, ni con mi excuñado Gildo Insfrán, y mucho menos, con el Gobierno de la provincia.
Mi familia está quebrada, temerosa, pensando en salir de este lugar tan peligroso, donde nada pasa después', todo queda en la nada, y preguntando, "para quién es el mensaje" - "¿otro caso que quedará en el recuerdo?".
FORMOSA, LA HERMOSA... SE INCENDIA!! EL QUE QUIERA OIR, QUE OIGA…
"Nobleza obliga", diría DON FEDERICO BALDUS, que con seguridad está llorando por lo sucedido. Públicamente agradecemos a la Policía Provincial, la cálida y profesional atención en la guarda que hoy tiene mi familia. Gracias, Rubén y Arturo Pereira, por acompañarnos, y gracias a mis hermanos por brillar con su ausencia.
Por qué no decirlo, costó decidir (por temor) la aclaración de lo ocurrido, más aún en un caso inédito por las características, pero lastimosamente EL QUE CALLA OTORGA. Y mi familia nada, insisto, NADA TIENE QUE VER con los movimientos oscuros conocidos ya en la provincia.

Te puede interesar